El cubano Dayron Robles se impuso el viernes en la final de los 110 metros con vallas y rompió el récord panamericano con un tiempo de 13,10 segundos.

Robles, plusmarquista mundial de la distancia con 12,87, dominó la carrera desde la salida y terminó llevándose la victoria cómodamente.

La plata fue para el colombiano Paulo Villar, con un tiempo de 13,27. El bronce fue para el también cubano Orlando Ortega, quien cronometró 13,30.

"Estaba muy bien, por eso me permití correr al 90, 92% de mis posibilidades y ganar", dijo Robles, quien dominó la prueba de punta a punta para quebrar el récord que estaba en poder de su compatriota Anier García cuando cronometró 13.17 en Winnipeg 1999.

Robles destacó que tuvo una "pequeña contractura" en el biceps femoral de la pierna de arranque y que ello no le permitió correr al límite.

Pero señaló que sacó fuerza de donde pudo ya que el objetivo de Cuba es terminar segundo en el medallero general de los Juegos de Guadalajara que ya quedaron en poder de Estados Unidos.

"Tenemos una motivación muy grande por coger ese segundo lugar cueste lo que cueste", señaló Robles en alusión a la puja que libran Cuba y Brasil por escoltar a los estadounidenses.

"Eso significa muchísimo porque el granito de arena que me tocaba aportar sirvió para algo", dijo Robles.

Sobre la carrera indicó que no está del todo conforme con su tiempo, pese a haber sido récord, ya que esperaba algo mejor.

"De todos modos, cuando vi que el colombiano se venía me dediqué a ganar como sea y no a pensar en récord", subrayó Robles.

Su escolta Villar no le perdió pisada el cubano, pero a la larga debió rendirse ante su superioridad.

"Mi estrategia fue salir a correr fuerte, nada más", señaló el colombiano. "Lo que me está pasando a mí es una demostración que Dios es eterno, es grande, conmigo ha hecho un milagro".

Recordó que hace unos meses estaba planeando su retiro por una serie de lesiones que lo tuvieron a maltraer desde Beijing 2009.

"Ahora corrí a la par del mejor de la historia (Robles) y quedé en el podio de los mejores en el panamericano".

El estadounidense Jeffry Porter se clasificó cuarto y los boricuas Héctor Cotto y Enrique Llanos quinto y sexto, respectivamente.

Desde que el estadounidense Roger Kingdom ganó el oro en Mar del Plata 1995, Cuba es amo y señor de los 110 con vallas ya que venció en Winnipeg 1999 con Anier García, en Santo Domingo 2003 con Yuniel Hernández y en Río de Janeiro 2007 con el propio Robles.