El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció hoy dos iniciativas nuevas para estimular la economía, a través de la agilización de las exportaciones y la creación de empresas tecnológicas, a la espera de que el Congreso apruebe su plan de empleo.

"Mientras muchas familias luchan y muchos negocios pelean por mantener sus puertas abiertas, no podemos esperar al Congreso para que actúe", afirmó Obama.

La primera de las decisiones de Obama va destinada a acelerar el proceso de constitución de una empresa para la comercialización de algún proyecto de investigación sufragado con fondos federales.

En segundo lugar, se creará una plataforma digital centralizada, BusinessUSA (NegociosEE.UU.), que permitirá a las empresas que quieran exportar sus productos acceder de manera inmediata a los programas federales para mercados exteriores.

En la nota de prensa divulgada por la Casa Blanca, se precisó que estos anuncios "son parte de una serie de acciones ejecutivas para fortalecer la competitividad de la economía de EE.UU. y fomentar la creación de empleo".

Obama se ha embarcado en una gira nacional, que esta semana le ha llevado por varios estados de la costa oeste, para dar a conocer su plan de empleo recientemente presentado en sesión conjunta ante el Congreso.

El plan, valorado en 447.000 millones de dólares incluye un aumento del gasto público y un incremento de los ingresos fiscales, fue bloqueado a comienzos de mes en el Senado por los republicanos.

Ante la "creciente inoperancia" del Congreso, el presidente estadounidense ha lanzado su campaña "No podemos esperar" para tratar de sacar adelante medidas por vía ejecutiva que sean efectivas sin paso por el Congreso.

A la vez, ha accedido a presentar por tramos su plan de empleo ante el Congreso de modo que pueda ser aprobado al menos parcialmente.

Por su parte, desde las filas republicanas, que controlan la Cámara de Representantes, se han tomado con ironía el intento de Obama de esquivar los trámites del Congreso.

"La idea de que simplemente vas a evitar el paso por el Congreso es simplemente risible", afirmó el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, en una entrevista anoche.