Miles de manifestantes que protestaban contra las medidas de austeridad del gobierno en la segunda ciudad más grande de Grecia obligaron el viernes a la cancelación de un desfile militar anual que conmemoraba la entrada del país en la II Guerra Mundial.

Los manifestantes interrumpieron la ceremonia a la que asistió el presidente Karolos Papoulias, a quien acusaron de traidor, y a otros funcionarios. Algunos anarquistas le escupieron a altos militares jubilados.

En otras ciudades griegas, los funcionarios también se vieron interrumpidos por los manifestantes, pero la mayoría de los desfiles conmemorativos siguió adelante como estaba previsto.

Las protestas ocurrieron después que los líderes europeos anunciaron esta semana un fortalecido plan de rescate financiero que incluye más amortizaciones de la deuda griega y nuevas inyecciones de capital a los debilitados bancos europeos.

En Salónica, los manifestantes bloquearon la ruta del desfile, obligando a la Policía a intervenir y proteger a los funcionarios hasta que pusiesen ser evacuados.

Después de esperar en una gradería durante unos 30 minutos, Papoulias partió, pero no sin antes de criticar a los manifestantes.

"Cuando yo tenía 15 años, luché contra el nazismo y la ocupación alemana ¿Quiénes son ellos para acusarme de traidor? ¡Me dan vergüenza!", dijo Papoulias a periodistas antes de salir de la gradería del desfile.

Papoulias, de 82 años, se unió a la resistencia griega en 1944, durante los últimos meses de la ocupación alemana de Grecia, de tres años.

___

Los periodistas de The Associated Press Demetris Nellas y Thanassis Stavrakis contribuyeron a este despacho desde Atenas.