Al menos dos mil jóvenes provocaron disturbios en la ciudad sureña de Sidi Bouzid tras conocerse los resultados de las elecciones a la asamblea constituyente y la anulación de la lista más votada en esa circunscripción electoral por la Instancia Superior Independiente para las Elecciones (ISIE).

Los manifestantes, según dijeron a Efe testigos de los hechos, protestaban por la anulación de la lista independiente de "Al Aridha" (Petición Popular), que superó en numero de votos a la presentada por el islamista moderado del Movimiento Al Nahda.

Los jóvenes manifestantes lanzaron piedras contra los miembros de las fuerzas de seguridad, cócteles "Molotov" hacia el Palacio de Justicia y el Ayuntamiento, después de saquear la sede local del partido Al Nahda, vencedor de las elecciones del pasado domingo.

Sidi Bouzid, ciudad desheredada donde comenzaron las revueltas populares que acabaron con al régimen del presidente Zín El Abidín Ben Alí, después de que el joven Mohamed Bou Aziiz se inmoló a lo bonzo en protesta por abusos de poder, es la villa natal del promotor de las listas anuladas.

El empresario Hechmi Hamdi usó su canal de televisión "Al Mustakila" (La Independiente) para promocionar sus listas electorales.

Islamista en su juventud, Hechmi Hamdi, hizo amistad con importantes responsables políticos del régimen de Ben Alí, los cuales controlaron el comercio ilegal en las regiones del sur, en asociación con el clan de la esposa de Ben Alí, Leyla Trabelsi, hasta la caída del régimen.

En el pueblo de Sidi Ben Aún (a 35 Km de Sidi Bouzid) se reprodujeron los incidentes, que aún continúan.

La ISIE anunció en rueda de prensa la eliminación de al menos 6 listas de Al Aridha por no haber respetado "el día de silencio electoral" y "por financiación ilegal de su campaña".

En la localidad de Sidi Bou Zayan (suroeste), los manifestantes incendiaron ul tren y bloquearon las calles con barricadas.

En Sfax también hubo protestas tras el anuncio de la anulación de esa lista electoral.

Por otra parte, en el centro de Túnez capital, islamistas simpatizantes de Al Nahda que celebraban la victoria oficial de su partido abandonaron la zona tras ser insultados por viandantes, según constató Efe.