Los indios y campesinos que protestan contra la construcción de la hidroeléctrica de Belo Monte en la selva amazónica de Brasil abandonaron hoy la zona de las obras por decisión judicial, informaron hoy fuentes oficiales.
Los manifestantes desbloquearon la carretera aledaña, en el municipio de Altamira (Pará), de forma pacífica y sin haber causado daños tras cerca de 15 horas de ocupación, según informó la Agencia Brasil (oficial).
La policía y un oficial de justicia auxiliaron el desalojo después de que una jueza ordenase este jueves la disolución de la manifestación.
Según el Consejo Indigenista Misionario (Cimi), organización ligada a la iglesia Católica, la ocupación movilizó a 600 personas entre indios de 21 etnias, pescadores y vecinos de la ribera del río Xingú, el afluente del Amazonas donde se va a levantar la presa.
Los indios reclaman que el Gobierno no les consultó previamente sobre la represa, que inundará 516 kilómetros cuadrados de selva cerca de sus tierras, y ahora demandan que se cancele el proyecto valorado en 10.600 millones de dólares.
La justicia brasileña tiene abiertas doce causas contra Belo Monte, que también cuenta con la oposición de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA, que ordenó su suspensión inmediata por los supuestos daños irreparables que podría causar en la región amazónica.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino