El jefe del fondo de rescate europeo visitó Beijing el viernes para negociar los posibles términos para que China, rica en efectivo, y otros inversionistas mundiales ayuden a financiar un multimillonario plan para resolver la crisis de deuda de Europa.

Klaus Regling llegó un día después de que los líderes europeos aprobaron el plan y dijo que era demasiado pronto para negociar con China como posible inversionista en la expansión del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera.

Agregó que el fondo pasará los siguientes meses negociando con gobiernos y otros sobre cómo podría ser reestructurado dicho programa para que los bonos que venda para recabar dinero resulten una inversión atractiva.

Contribuir al rescate de Europa podría ayudar a Beijing a alcanzar su meta de tener un papel destacado en el manejo de las finanzas mundiales. Pero un posible rol en Europa, y las suposiciones de que Beijing pueda querer concesiones políticas a cambio, ha causado inquietud entre algunos europeos.

Los líderes de las 17 naciones de la eurozona acordaron esta semana ampliar el fondo europeo de desastes a 440.000 millones de euros (624.000 millones de dólares) con la esperanza de resolver la crisis que ya lleva dos años y amenaza a los países en desarrollo a volver a caer en recesión.

El incremento provendrá de asegurar la deuda emitida por países tambaleantes, como Italia y España, evitando que sean arrastrados a la crisis. Los líderes europeos también quieren incrementar el dinero proveniente de China, con 3,2 billones de dólares en reservas extranjeras y otros inversionistas locales para incrementen el arsenal financiero del fondo.

____

El periodista de The Associated Press Chris Bodeen colaboró con este despacho.