El Tesoro italiano consiguió hoy colocar 2.979 millones de euros en bonos a 10 años, con un interés que superó la barrera psicológica del 6 %, lo que supone un récord desde la creación del euro.

Según informó el Banco de Italia en un comunicado, Roma adjudicó además este viernes bonos a 3 años y a 7 años en una subasta en la que, en total, consiguió recaudar unos 7.930 millones de euros en financiación, ante una demanda muy próxima al máximo de títulos de deuda ofrecidos.

El rendimiento más alto se alcanzó en la subasta de los bonos del tipo BTP a 10 años, con un plazo que expira en marzo de 2022 y con interés fijo, de los que el Tesoro italiano colocó 2.979 millones de euros a una rentabilidad del 6,06 %, 0,20 puntos porcentuales superior a la de la última oferta del 29 de septiembre.