La directora estadounidense Tanya Wexler dice que su comedia "Hysteria", sobre la invención del vibrador en la era victoriana, pone el poder en manos de las mujeres.

Wexler presentó "Hysteria", protagonizada por Maggie Gyllenhaal y Rupert Everett, en el Festival de Cine de Roma el viernes. Es uno de los 15 filmes en competencia por el máximo premio del evento, que transcurre hasta el próximo viernes.

En la cinta, una mujer se queja de que vive con hambre, otra está ansiosa, una tercera tiene arranques de llanto. Todas les presentan sus problemas al doctor Joseph Mortimer Granville, un médico en la Londres de los 1880 que junto a un especialista en histeria y un amigo inventor desarrollan la cura para sus males.

Wexler dijo a los reporteros que la idea de "Hysteria" era divertir un poco.

"Se supone que disfrutemos las cosas disfrutables de la vida", expresó.