La joven Eva van Putten, de Curazao, fue elegida esta madrugada como la "Reina Hispanoamericana" de belleza, en la ciudad boliviana de Santa Cruz, entre más veinte candidatas de países de habla hispana.

Van Putten, de 19 años de edad y 1,84 metros de estatura, fue una de las favoritas desde el principio del certamen en el que también se adjudicó los títulos previos de Miss Fotogénica, Miss Elegancia y Mejor Silueta.

La chilena María Jesús Matthei y la boliviana Yessica Mouton quedaron en segundo y tercer lugar, respectivamente.

Van Putten, que recibió la corona de la venezolana Caroline Medina, dijo que quedó impresionada por el triunfo que logró en el concurso, y apuntó que el título es uno de los primeros en muchos años que logra su país en concursos de belleza internacionales.

Entre las siete finalistas estuvieron la venezolana Angela Ruiz, la española Alba Fortes, la ecuatoriana Olga Alava y la paraguaya Alba Riquelme.

La panameña Marelissa Himm fue elegida por sus compañeras como Miss Simpatía y Amistad.

Durante el concurso, Ruiz ganó el premio al mejor traje típico, Mouton destacó como "Mejor rostro", la colombiana Diana Mina por la "Mejor sonrisa" y Riquelme por la "Mejor cabellera".

La española Fortes se llevó el premio de Aerosur, la aerolínea boliviana que vuela hacia Madrid.

Esta es la cuarta edición de "Reina Hispanoamericana", que sustituye a "Miss Sudamérica", e incluye a candidatas de Centro y Norte América y España.

Las aspirantes llegaron de Argentina, Aruba, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Curazao, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, la comunidad hispana de Estados Unidos, Uruguay y Venezuela.