El arte surrealista del pintor belga René Magritte protagoniza desde hoy una muestra en la galería Blain Di Donna de Nueva York, en la que aparecen algunos de sus motivos más conocidos, como los hombres con bombín, las manzanas o la pipa.

"El poderoso arte de Magritte sigue hechizando y cautivando", dijo a Efe uno de los fundadores de la galería, Emmanuel Di Donna, para quien "todos los trabajos de la muestra son muy representativos de este artista".

Es el caso de "El gusto de lo invisible" (1964), una pintura elaborada en gouache en la que una manzana cubre el rostro de un hombre con bombín, o de "La traición de las imágenes" (1952), un pequeño lienzo que representa una pipa y está acompañado por la expresión "Esto no es una pipa".

De esta manera, además de mostrar su ingenio y humor, Magritte cuestionaba "hasta qué punto podemos creer lo que vemos y qué papel juega la percepción en la comprensión de la realidad", explicó el experto.

Entre las obras que se pueden contemplar, Di Donna también destacó "El imperio de la luz" (1954), un enigmático paisaje en el que el cielo es el propio del día y una calle en la que es de noche, de forma que se explora "la coexistencia del día y la noche y el juego entre la luz y la oscuridad".

En la galería está presente asimismo "Las amistades peligrosas" (1935), uno de los lienzos más tempranos de Magritte (1898-1967), que muestra a una mujer desnuda sosteniendo un espejo que la refleja a ella misma.

Este trabajo, que da título a la exposición, se cree que está inspirado por la novela del mismo nombre escrita por Pierre Choderlos de Laclos (1741-1803) que data de 1782 y en la que dos amantes usan el sexo como arma para humillarse entre ellos.

El erotismo está presente además en "Mujer botella" (1941), una curiosa escultura en la que las formas de una mujer desnuda evocan las de una botella de vino.

Las imágenes de Magritte, presentes en las colecciones de prestigiosos museos, se han convertido en iconos y son reconocibles universalmente y "muy relevantes hoy en día", a juicio del experto.

Muchos otros artistas se han apropiado de los motivos de Magritte y éstos están presentes por ejemplo en el logotipo de la compañía discográfica de The Beatles -que es una manzana verde- o en las imágenes del cine de Pedro Almodóvar, que en algunas de sus obras, como "Los abrazos rotos" (2009), evoca las del pintor belga.