El emocionante e igualado sexto partido de la Serie Mundial que dejó el triunfo de los Cardenales de San Luis por 10-9 en la undécima entrada ante los Vigilantes de Texas tuvo una vez más a los peloteros latinoamericanos como protagonistas tanto en el lado ganador como perdedor.

Los toleteros dominicanos Nelson Cruz y Adrián Beltré, aunque les tocó sufrir la derrota a nivel de equipo, en el apartado individual volvieron a estar presentes con el poder de su bate al conseguir sendos jonrones consecutivos en la parte alta de la séptima entrada que permitió a los Vigilantes tener la ventaja parcial de 6-4.

El cuadrangular de Cruz fue el segundo que pegó en la Serie Mundial y el octavo en lo que va de la fase final para empatar la mejor marca en la competición de octubre.

Cruz, que se fue de 6-1 con dos anotaciones y una impulsada, además de dejar en .238 (5-21) su promedio de bateo, se unió a Barry Bonds (2002) y al puertorriqueño Carlos Beltrán (2004) como los tres peloteros que en la fase final lograron ocho jonrones.

Beltré, que tuvo de 6-1 con jonrón solitario, el segundo que consigue en la Serie Mundial, bajó a .333 su promedio de bateo para ser sólo superado por el receptor Mike Napoli (.375).

El campocorto venezolano Elvis Andrus pegó dos imparables en seis turnos al bate y anotó carrera para los Vigilantes.

Mientras que por los Cardenales, el receptor boricua Yadir Molina volvió a mostrar todo su poder defensivo y el bateo oportuno al irse de 4-1 con dos carreras impulsadas y dejar en .286 su promedio de bateo.

El primera base dominicano Albert Pujols tuvo de 5-1 con anotación y recibió una base por bolas, además de poncharse una vez.

El pitcheo latino no iba a estar brillante por parte de ninguno de los dos equipos, después que los mexicano Jaime García y Fernando Salas permitieron un par de carreras cada uno en el trabajo que hicieron desde el montículo con los Cardenales.

Mientras que con los Vigilantes, el dominicano Alexi Ogando, que salio de relevo intermedio sólo pudo sacar el segundo "outs" de la sexta entrada después de dar dos bases por bolas.

Su compatriota el cerrador estelar Neftalí Féliz tuvo en su brazo la oportunidad de haber hecho historia se llega a conseguir sacar el tercer "out" del noveno episodio y le hubiera dado el primer título de la Serie Mundial a los Vigilantes.

Pero Féliz se quedó a un "strike" de lograr el salvamento, que iba a desperdiciar al permitir el triple productor de dos carreras del tercera base David Freese, que le iba a quitar la gloria del triunfo para convertirse también en el héroe del partido con el jonrón solitario que decidió la victoria final de los Cardenales.