La Corte Penal Internacional se encuentra en negociaciones indirectas con un hijo del fallecido líder libio Moamar Gadafi sobre su posible entrega para ser sometido a juicio, dijo el viernes el fiscal jefe.

Luis Moreno Ocampo dijo a The Associated Press que se realizan conversaciones a través de intermediarios, a quienes no identificó, para asegurarle a Seif al-Islam Gadafi que recibirá un juicio justo y que podría recibir ayuda para encontrar un nuevo país de residencia si es que llegara a ser absuelto o después de que complete una posible pena de prisión.

Moreno Ocampo sostuvo que no sabía exactamente dónde se encuentra Gadafi, de 39 años de edad.

Según informes, el hijo del dictador atravesaba el desierto con rumbo a Malí, a donde huyó el miércoles el ex jefe de inteligencia libio Abdalá al-Senoussi.

Un asesor del presidente de Níger dijo que Gadafi debería cruzar la frontera con Malí más tarde el viernes o el sábado.

Gadafi y al-Senoussi fueron acusados por la Corte Penal Internacional en junio de desatar una campaña de asesinatos y torturas para reprimir la insurrección que estalló en febrero contra el régimen de Gadafi.

El asesor en Níger, que habló bajo condición de anonimato debido a lo delicado del asunto, dijo que Gadafi conducía por el desierto a través de una línea invisible que separa Argelia de Níger. Dijo que Seif al-Islam recibe ayuda de los tuareg, habitantes nómadas del desierto que apoyaban a Gadafi y estaban enojados por la manera en que murió.

En Mali, el ministro de Relaciones Exteriores, Soumeylou Boubeye Maiga, dijo que no tenía información sobre el paradero de Gadafi, pero que si ingresa en el territorio de Mali su gobierno respetaría cualquier orden de arresto internacional.

"Pase lo que pase, Mali respetará sus obligaciones en relación con la Corte Penal Internacional. Somos absolutamente claros al respecto", afirmó.

Gadafi murió hace una semana en su ciudad natal de Sirte, en la batalla final de la guerra civil libia.