Tres militares murieron y otros 10 resultaron heridos en un campo minado que estaba en un campamento de presuntos rebeldes de las FARC y que unidades del Ejército ocuparon el viernes, informaron las autoridades.

El incidente se produjo en una zona rural del municipio de Caldono, en el departamento de Cauca y a unos 350 kilómetros al suroeste de Bogotá.

El general Miguel Pérez, comandante de la III División del Ejército que tiene jurisdicción en la zona de Cauca, dijo que el campamento era de la llamada "Columna Móvil Jacobo Arenas" de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Señaló que poco después de que unidades militares entraron en el campamento pasadas las 11 de la mañana (1600GMT), estalló el campo minado al paso de los uniformados.

"Desafortunadamente se activó un campo minado...tenemos tres militares muertos, tenemos 10 heridos, algunos de consideración, pero continúan las operaciones", dijo el oficial en declaraciones divulgadas por el Ejército en su página de internet.

Dijo que seguían en la zona en búsqueda de posibles rebeldes abatidos, ya que antes de entrar al campamento, aviones de la Fuerza Aérea lo habían bombardeado por la madrugada, pero no ofreció otros detalles.

Aseguró que por los reportes de inteligencia que manejaban, insurgentes de esa columna rebelde son los autores de pasados ataques en la zona del norte del Cauca y podrían haber planeado nuevas acciones para la jornada electoral del domingo 30 de octubre, cuando los colombianos acuden a las urnas a elegir nuevos alcaldes y gobernadores.