Los países iberoamericanos acordaron ampliar el campo de su cooperación a las fronteras, la propiedad intelectual, los adultos mayores y las bibliotecas, informó hoy la organización de la XXI Cumbre Iberoamericana en Asunción.

Los coordinadores nacionales y responsables de cooperación de América Latina, España, Portugal y Andorra, reunidos esta semana en la capital paraguaya para preparar la Cumbre de este viernes y sábado, aprobaron cuatro nuevos programas.

Uno de ellos hace referencia a la cooperación iberoamericana en fronteras y busca transmitir las buenas experiencias que existen entre los países en materia económica y social, a otros ámbitos, informó el embajador Salvador Arriola, secretario de Cooperación Iberoamericano de la Secretaria General Iberoamericana (Segib).

Arriola brindó conjuntamente con el embajador paraguayo Antonio Rivas, coordinador nacional de Cooperación Iberoamericana, un resumen de los temas tratados durante una conferencia de prensa.

Otro programa que ya cuenta con la aprobación de los coordinadores nacionales está relacionado con la propiedad industrial para el desarrollo, que tiene que ver con todo lo referente a las patentes y con el intercambio de experiencias y buenas prácticas en ese sector.

El tercer programa está destinado a los adultos mayores y un cuarto programa, denominado Iberobibliotecas, que intenta vincular las diferentes bibliotecas iberoamericanas, pero particularmente consolidar las nacionales que tengan como objetivo principal ofrecer instrumentos que incentiven la lectura principalmente en niños y jóvenes.

De acuerdo a la estrategia iberoamericana y el manual operativo emanados de la Cumbre del año pasado, celebrada en la ciudad argentina de Mar del Plata, a cada programa debe ser destinado como mínimo 250.000 euros (353.958 dólares), recursos que deben ser compartidos por los países.