El presidente de Chile Sebastián Piñera hizo el viernes una firme convocatoria a la integración de América Latina para enfrentar los desafíos que se avecinan en un mundo en crisis.

Piñera, que el viernes culmina su primera visita oficial a Uruguay de 48 horas, formuló un discurso ante los embajadores del Comité de Representantes de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), organismo al que mandatario exhortó a seguir en la línea integradora no sólo de sus 12 países sino extender sus alcances a la región.

Piñera señaló que si bien ya hace tiempo se habla de la integración latinoamericana "ahora es distinto, estamos en un mundo nuevo, se cayeron los muros. Ahora hay que derribar los problemas de la nueva era y se requiere la integración para enfrentar este tipo de problemas nuevos, comerciales, sociales, de educación, para enfrentar el narcotráfico, el terrorismo, energía y políticas culturales".

El mandatario puso especial énfasis en señalar las condiciones que tiene América latina, con 8,6% de la población mundial en 21 millones de kilómetros cuadrados y con 33% de los recursos hídricos del mundo.

Es en ese marco de la enumeración del potencial latinoamericano que Piñera reclamó terminar con el contrasentido que hay "para dejar atrás el subdesarrollo, la pobreza y reducir las desigualdades" que persisten.

"Son desafíos muy importantes", agregó el mandatario, "para seguir asumiendo la aventura de la integración, pese a los distintos modelos y visiones internas".

Piñera recibió la bienvenida del embajador Emilio Izquierdo de Ecuador, presidente del Comité de Representantes, y del secretario general de la Aladi, el argentino Carlos Alvarez, quien destacó que en virtud de los avances regionales "el mundo empieza a mirar de otra manera a Latinoamérica".

La Aladi está integrada por Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Cuba, Chile, Ecuador, Perú, Paraguay, México, Venezuela y Uruguay. Pronto se sumará Panamá, mientras Nicaragua está en proceso de incorporación.

Piñera, quien asistirá a la Cumbre Iberoamericana que se realizará en Paraguay el viernes y sábado, volvió a cuestionar la larga serie de reuniones regionales y la diversidad de organizaciones institucionales que representan a Latinoamérica. "Tenemos el Mercosur, la Unasur, el Alba, el Mercado Común de América Central, la Comunidad Andina, el Parlamento del Mercosur, el Parlamento Andino", dijo en una rápida enumeración, pero "nuestros problemas persisten y falta mayor integración".

Agregó que "falta construir las bases de pasar del subdesarrollo al desarrollo, lograr derrotar la pobreza, dar el gran salto adelante en la integración de América Latina".