Al menos 21 personas murieron en varios enfrentamientos en zonas distintas de México, algunos entre presuntos sicarios contra militares y uno entre supuestos grupos rivales del crimen, informaron el viernes autoridades estatales.

En el estado occidental de Michoacán fallecieron por lo menos 15 presuntos sicarios durante tres choques armado contra fuerzas militares y policiales, mientras que en la entidad norteña de Sinaloa murieron seis personas, incluidos tres civiles que al parecer quedaron en medio de un fuego cruzado entre pistoleros de grupos rivales.

El vocero de la Procuraduría de Justicia de Michoacán, Jonathan Arredondo, dijo que en uno de los enfrentamientos murieron 10 presuntos sicarios cuando se enfrentaron con efectivos del ejército mexicano que realizaban patrullajes de rutina en la municipalidad de Pátzcuaro.

Al menos otros cinco presuntos sicarios murieron en otros dos enfrentamientos en Michoacán.

En la municipalidad de Nocupétaro, fallecieron cuatro pistoleros en un choque armado con soldados, mientras que en La Piedad murió un supuesto sicario en un enfrentamiento con efectivos de la Policía Federal, uno de los cuales resultó herido, según el reporte de la Procuraduría estatal.

Michoacán, donde el 13 de noviembre se realizarán comicios para elegir gobernador, es el estado natal del presidente Felipe Calderón y donde en diciembre del 2006 lanzó su ofensiva contra el narcotráfico y el crimen organizado.

El estado ha sido considerado el bastión del cartel de La Familia, que en los últimos meses padeció una división tras la muerte de su líder máximo y algunos de sus antiguos miembros crearon otro grupo denominado Los Caballeros Templarios.

Mientras, en el estado norteño de Sinaloa, el subprocurador de Justicia Martín Robles informó que dos grupos rivales del crimen se enfrentaron en una carretera de la municipalidad de Guamúchil, a más de 1.300 kilómetros al noroeste de la ciudad de México.

Dijo que seis personas murieron y dos resultaron heridas.

Entre los fallecidos había tres civiles que viajaban a bordo de una camioneta y pasaban por la zona del enfrentamiento. Dos de ellos murieron en el lugar y otro en un hospital.

Robles no informó qué grupos habrían estado involucrados en el choque armado.

Sinaloa es considerado el bastión del cartel de las drogas del mismo nombre y que presuntamente es encabezado por Joaquín "El Chapo" Guzmán.

La violencia atribuida al crimen organizado ha dejado más de 35.000 muertos desde diciembre de 2006, aunque algunas organizaciones estiman que la cifra supera los 40.000 asesinados.

El gobierno mantiene desplegados miles de soldados y policías en varios estados afectados por la violencia y en las últimas semanas ha reforzado la presencia federal en algunos que han padecido un repunte de ataques y asesinatos, como en el estado sureño de Guerrero.

En una reunión de evaluación encabezada por el presidente Calderón el miércoles, la Policía Federal afirmó que en Guerrero y su puerto turístico de Acapulco los asesinatos habían bajado un 42%, a menos de un mes de la puesta en marcha de una nueva operación federal para enfrentar la violencia del crimen organizado.

Desde la visita de Calderón a Guerrero, sin embargo, se han registrado el asesinato de al menos 24 personas en distintos hechos y lugares, según partes policiales de la Secretaría de Seguridad Pública estatal divulgados en las últimas horas.