Un acuerdo para contener la crisis de la deuda europea entusiasmó el jueves a la Bolsa de valores de Nueva York, impulsó el promedio industrial Dow Jones casi 340 puntos y dejó al Standard & Poor's 500 en camino a su mejor mes desde 1974.

Los inversionistas se sintieron aliviados después de que los líderes europeos alcanzaron un acuerdo para recortar la carga de deuda de Grecia y evitar que la crisis se extienda a países más grandes como Italia y España.

El paquete está dirigido a prevenir otro desastre financiero como el que ocurrió en septiembre de 2008 tras el colapso de Lehman Brothers.

Sin embargo, algunos analistas advirtieron que los problemas de Europa siguen sin resolverse.

"El mercado sigue pensando que los problemas de Europa se mandaron a dormir, pero es como llevar a la cama a un niño de tres años: es posible ponerlo en la cama, pero no se va a quedar allí", dijo David Kelly, estratega jefe de mercado de J.P. Morgan Funds.

Kelly dijo que los problemas de deuda en Europa seguirán siendo un tema hasta que las economías de países atribulados, como Grecia y Portugal, vuelvan a crecer.

Los precios de las materias primas y el rendimiento de los bonos del Tesoro se dispararon debido a que los inversionistas tomaron más riesgos. El euro subió fuertemente frente al dólar.

El crecimiento económico más sólido de Estados Unidos y buenas ganancias corporativas también contribuyeron al alza.

El gobierno informó que la economía estadounidense creció a una tasa anual de 2,5% entre julio y septiembre gracias a un mayor gasto del consumidor y la inversión empresarial. Eso fue casi el doble del crecimiento del 1,3% en el trimestre anterior.

Los bancos aceptaron asumir 50% de pérdidas en los bonos griegos que poseen. Europa también fortalecerá un fondo de rescate financiero para proteger a los bancos de la región y otros países europeos en apuros, como Italia y Portugal.

"Esto parece dejar a un lado las preocupaciones de que habría un contagio masivo que arrastraría todo a su paso", dijo Mark Lamkin, director de Lamkin Wealth Management.

El promedio industrial Dow Jones ganó 339,51 puntos (2,9 para ubicarse en 12,208,55. Es el mayor aumento desde el 11 de agosto, cuando rozó las 423 unidades.

Las 30 acciones en el Dow subieron, lideradas por Bank of America, cuya ganancia fue del 9,6%. Fue la primera ocasión en que el Dow cerró por encima de 12.000 puntos desde el 1 de agosto.

Pero incluso con las ganancias del jueves, el Dow se mantiene 4,7% por debajo del punto máximo del año que alcanzó el 29 de abril. El Dow ha caído cada mes desde entonces debido a la combinación de una desaceleración de la economía estadounidense, una escasez mundial de partes tras el terremoto y subsiguiente tsunami en Japón, y las preocupaciones sobre la crisis de la deuda europea. El Dow está ahora aproximadamente en el mismo nivel de las operaciones del 28 de julio.

Las acciones cayeron durante gran parte del mes de agosto a raíz de un acuerdo de último minuto para impedir que el gobierno de Estados Unidos entrara en un impago de su deuda.

Sin embargo, las previsiones de una solución a los problemas de deuda en Europa y señales de que la economía estadounidense no está en otra recesión han levantado las acciones a lo largo de octubre.

El Dow está 11,9% al alza para octubre hasta el momento. Sólo restan dos días de operaciones en el mes, así que el Dow podría alcanzar su mayor ganancia mensual desde enero de 1987.

El S&P 500 subió 42,59 puntos (3,7, a 1,284,59. Esas ganancias hicieron que el balance del S&P pasara a terreno positivo para el año por primera vez desde el 3 de agosto, apenas antes de que se degradara la calificación crediticia del gobierno estadounidense. El índice ha avanzado 13,5% en el mes, su mejor rendimiento desde una subida de 16,3% en octubre de 1974.

El Nasdaq avanzó 87.96 unidades (3,3 a 2.738,63.

Nueve acciones subieron por cada una que bajó en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen de transacciones fue alto, con 6.500 millones de títulos.

En otros mercados internacionales, el FTSE británico avanzó 2,8% a 5.707,13, mientras que el DAX alemán subió 5% a 6.324 y el CAC-40 francés creció 5,9% a 3.362.

En Asia, el Nikkei japonés avanzó 2% para cerrar en 8.926,54.