Una turba intentó quemar hoy, por segundo día consecutivo, la oficina de la Registraduría Nacional del Estado Civil (responsable de las elecciones e identidad ciudadana) de la localidad colombiana de Córdoba Tetón, tras denuncias de traslado de votantes de otros municipios, informaron la autoridades.

El alcalde interino de esa localidad del departamento norteño de Bolívar, Libardo Sierra, dijo a periodistas que al menos un centenar de personas ocupó las oficinas de la Registraduría, destruyó su mobiliario y algunos equipos, aunque no los materiales para las elecciones del domingo y enfrentó con piedras y palos a la Policía.

Según algunos de los manifestantes, en su municipio de se inscribieron cédulas (documentos de identidad) de habitantes de otras localidades vecinas que irían a votar el domingo en un presunto acto de traslado ilegal.

En el primer intento de quema de la Registraduría, el miércoles, al menos dos policías resultaron levemente heridos cuando intentaron contener a los manifestantes, que apedrearon la sede electoral.

Unos veinte policías más, sin embargo, lograron contener a la turba y evitaron la quema del lugar.

El secretario del Interior de Bolívar, Roberto Camargo, citó a una reunión extraordinaria en su despacho en Cartagena, capital de Bolívar, para analizar la situación.

"No vamos a permitir que se acuda a las vías de hecho para tratar de llamar la atención de la organización electoral", dijo Camargo a periodistas.

A la cita acudió el alcalde de Córdoba Tetón, Carlos Durán.

También desde Cartagena fueron enviados refuerzos policiales para el control de la situación.

Un grupo del llamado Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), reforzará la seguridad de la Registraduría y en la pequeña localidad y permanecerá por tiempo indefinido en ese municipio, dijo el coronel Hugo Casas, comandante de la Policía de Bolívar.

El mismo oficial señaló que el material electoral se encuentra a salvo.

"No hay personas capturadas hasta el momento por este hecho. Reforzaremos la seguridad en el pueblo con el número de policías que sea necesario", indicó Casas.

El domingo los colombianos elegirán 1.103 alcaldes y 32 gobernadores, así como a diputados departamentales, concejales municipales y administradores de juntas locales.

Distintas ONG han advertido de que al menos 32 de los 1.103 municipios del país (el 2,9 por ciento) presentan un "riesgo electoral extraordinario".

Los asesinatos y las amenazas a candidatos, el trasteo de votos y las restricciones ilegales para hacer campaña son los obstáculos más visibles de esta campaña electoral.

Un total de 41 candidatos fueron asesinados desde enero pasado en el país.

Para las elecciones del domingo están habilitados 30,78 millones de colombianos.