Texas se dispone a incrementar la instalación de cámaras automáticas a fin de reforzar la vigilancia en los 2.018 kilómetros (1.254 millas) de frontera que tiene con México.

Entre 20 y 30 pequeñas cámaras que tienen capacidad de reorientarse automáticamente con el movimiento mostraron su eficacia en pruebas efectuadas durante más de un año en zonas rurales a lo largo de la frontera, dijo el director del Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS por sus siglas en inglés), Steve McCraw.

Los aparatos pueden tomar varias imágenes fijas cuando las personas caminan por el lugar y enviarlas por correo electrónico a cuentas que haya seleccionado la DPS, como las de los centros de fusión para lucha antiterrorista o incluso de los dueños de las haciendas donde se instalaron.

McCraw dijo que la información procedente de las cámaras ha contribuido a que la Patrulla Fronteriza haya capturado este año a unas 150 personas sin permiso para estar en Estados Unidos.

La DPS tiene confianza en instalar 400 cámaras con sus recursos actuales, apuntó.