Los colombianos se consolidaron el jueves como reyes del patinaje de velocidad y continuaron arrasando con el oro en los Juegos Panamericanos.

Yarsy Puello y Pedro Causil conquistaron respectivamente las pruebas de mujeres y hombres en los 1.000 metros para sumar dos medallas doradas a la cosecha de Colombia, que no ha perdido una sola de las cuatro finales disputadas hasta ahora en el Patinódromo Panamericano.

"Nosotros trabajamos igual que todos, no hacemos nada diferente a ellos, pero obviamente en el deporte siempre hay alguien que domina más, y en este momento somos nosotros, Colombia", comentó Causil, campeón mundial de los 1.000 metros.

Puello, que había conquistado el miércoles los 300 metros, se colgó una nueva presea, al recorrer el kilómetro en un minuto, 35 segundos y 56 milésimas.

"Una vez más llevé a mi país a lo más alto", señaló Puello. "Estoy muy agradecida con las dos medallas, de que se hizo un buen trabajo".

La plata fue para la venezolana Sandra Buelvas, con 1:35.336 y el bronce quedó en manos de la argentina Melisa Bonnet, quien detuvo el cronómetro en 1:35.439.

También Causil había ganado los 300 metros y obtuvo su segundo oro. Completó el recorrido en 1:25.941, seguido por el argentino Ezequiel Capellano, quien se quedó con la plata al cruzar la meta en 1:25.973.

"A pesar de que fuimos dominantes, tampoco ganamos fácil, siempre es bueno tener finales apretadas, y en este caso, como el patinaje sigue creciendo, es natural que todos vayan sumando y aumentando su nivel", señaló Causil. "A final de cuentas nosotros tratamos de demostrar que somos los mejores y lo conseguimos".

El chileno Jorge Reyes alcanzó el bronce, con 1:26.973.

Colombia ganó la friolera de 19 medallas de oro, 18 de plata y seis de bronce para un total de 43 preseas durante el Mundial celebrado hace un mes y medio en Yeosu, Corea del Sur.