Alexis Copello ganó el oro y Yoandris Betanzos se llevó la plata para que Cuba hiciera el uno-dos en el salto triple, en los Juegos Panamericanos.

Copello, quien conquistó la medalla de bronce en el Mundial de Atletismo del 2009 en Berlín y fue cuarto en agosto pasado en Daegu, hizo su mejor salto en la primera oportunidad, con 17,21 metros, lo que le bastó para conseguir el título continental.

Betancourt tuvo un salto de 16,54 para quedar segundo, y el bronce le correspondió al brasileño Jefferson Sabino, con 16,51.