Canadá venció el jueves 4-3 en los penales a Brasil para ganar la medalla de oro del fútbol femenino de los Juegos Panamericanos, luego que el partido terminó 1-1 tras el tiempo suplementario.

Brasil se despide de los Panamericanos sin conquistar un oro en fútbol, luego que su selección varonil quedó eliminada en primera ronda con resultados inesperados como un empate ante Cuba y una derrota ante Costa Rica.

Las brasileñas se habían puesto adelante en el marcador a los cuatro minutos a través de Débora de Oliveira y estuvieron a escasos minutos de llevarse el oro.

Sin embargo, la figura canadiense Christine Sinclair marcó un gol agónico a los 88 minutos para mandar el partido al alargue.

"Fue un partido de locos, hay grandes momentos en el deporte y éste es uno de ellos", dijo el entrenador de Canadá John Herdman.

"Cuando todo parecía haberse terminado, pudimos seguir adelante gracias a nuestras excelentes jugadoras", agregó. "Nunca nos dimos por vencidos, ni perdimos la esperanza y hoy tenemos la medalla de oro".

En los 30 minutos suplementarios, los dos equipos intentaron definir el partido, pero no tuvieron puntería en sus remates, sobre todo en intentos de fuera del área.

La arquera canadiense Karina LeBlanc fue la figura en la serie de penales, ya que detuvo dos remates, incluido el definitivo de De Oliveira.

LeBlanc había tapado de forma dramática el remate de Grazielle en el tercer penal brasileño, cuando la pelota le dio en las manos, cayó al suelo y gracias al efecto que llevaba se alejó del arco al picar.

Candace Chapman, encargada del quinto penal canadiense, le agregó suspenso al resultado al estrellar su definición en un palo. Pero LeBlanc frenó el tiro de De Oliveira para ganar la presea dorada.

"Tuvimos muchos problemas, futbolistas que estaban jugando ya cansadas", dijo el entrenador de Brasil Kleiton Lima. "Canadá estaba más fuerte físicamente y mejor preparado, la presión de ellas era muy fuerte y acabó dificultándonos todo".