Carlos Sandes anotó un triple con 1:25 por jugar y Argentina derrotó el jueves 79-78 a Puerto Rico para mantenerse con vida en el básquetbol de hombres de los Juegos Panamericanos.

Sandes terminó con 15 puntos y ocho rebotes para liderar un balanceado ataque de Argentina, que con la victoria llegó a tres puntos en el Grupo A, donde Puerto Rico tiene las mismas unidades. Canadá suma dos y el anfitrión México tiene una, antes de su duelo del jueves.

Los dos mejores de cada sector avanzan a semifinales.

Luciano González y Luis Cequeira anotaron 12 puntos cada uno y Nicolás Romano agregó 11 por Argentina, que con un renovado plantel que promedia 23 años busca su primera corona panamericana en el básquetbol masculino desde 1995 en Mar del Plata.

"Todavía respiramos y eso nos sirve para ir más positivos al próximo partido, ganándole a un candidato al oro es un buen golpe anímico", dijo Sandes. "Lo mío no importa, lo que importa es que Argentina ganó, me sentí bien, pero las actuaciones individuales quedan de lado".

José Juan Barea anotó 24 puntos, Renaldo Balkman añadió 17 y Daniel Santiago aportó 12 con ocho rebotes por Puerto Rico, medallista de plata en Río de Janeiro 2007.

En el último partido de la primera fase, Argentina choca con México y Puerto Rico con Canadá.

Luego del triple de Sandes, Alejandro Alloati puso arriba a Argentina por cinco y Luciano González falló un intento que pudo liquidar en ese momento a unos boricuas que se acercaron a un punto.

En la última jugada del partido, Puerto Rico buscó a Barea, quien no pudo desmarcarse y Balkman tomó un disparo forzado desde la esquina derecha que pegó en el aro, para acabar con las esperanzas boricuas.

"Yo tuve para matar ahí, luego me quería morir porque era liquidar y al final vi el tiro de Balkman en el aire y deseaba que no entrara, porque de verdad me iba a morir", comentó González.

Argentina había conseguido su máxima ventaja del partido, 45-35, casi al final del segundo periodo que finalmente concluyó 49-41 a favor de los sudamericanos. En el tercero, Puerto Rico montó una racha de 10-0 en la que Barea metió seis unidades, incluyendo un triple con poco más de un minuto por jugar, y los caribeños llegaron al último parcial con ventaja de 63-62.

Los puertorriqueños mantuvieron la delantera hasta que Cequeira empató con menos de dos minutos y enseguida vino el triple de Sandes.

"Tuvimos para liquidar el partido y otra vez fue volver a sufrir, es una locura que nos pase esto de vuelta", dijo Cequeira, en alusión a la derrota en la víspera ante Canadá. "Fueron claves las ganas que le pusimos al final, sabíamos que no nos podía volver a pasar lo de ayer".