El Departamento de Agricultura de Ohio ordenó el jueves que seis animales exóticos sean puestos en cuarentena en lugar de que un zoológico los entregue a una mujer cuyo esposo, antes de suicidarse, los liberó junto con decenas de otras especies salvajes, dijo la oficina del gobernador John Kasich.

El Zoológico y Acuario de Columbus dijo que intenta impedirle a Marian Thompson que reclame tres leopardos, dos primates y un oso grizzly joven que son atendidos desde la semana pasada en la instalación después de que su otrora dueño, Terry Thompson, los liberara misteriosamente en una zona rural del este del estado de Ohio.

El zoológico dijo que asumió la custodia de los seis animales sobrevivientes con permiso de Marian Thompson, pero que carecía de los derechos legales de posesión sobre los ejemplares.

Los abogados que han representado a Thompson no estuvieron disponibles de inmediato el jueves en la mañana para que hicieran alguna declaración, dijeron los despachos respectivos.

Un veterinario privado, al que contrató el Departamento de Agricultura, examinó el jueves a los animales y determinó que era necesario ponerlos en cuarentena, dijo Rob Nichols, portavoz de Kasich.

La señora Thompson será informada de esta decisión cuando llegue al zoológico y no se llevará a los animales, expresó Nichols. La orden de cuarentena es indefinida, aunque Thompson tiene derecho a solicitar una audiencia antes de 30 días si pretende impugnarla judicialmente.

Ohio tiene algunas de las restricciones más laxas en cuanto a la posesión de mascotas exóticas en Estados Unidos y los esfuerzos para reforzar las normativas adquirieron nueva urgencia desde que Terry Thompson abrió la semana pasada las jaulas de su hacienda en el este de Ohio, cerca de Zanesville, y liberó cuatro decenas de animales que después fueron aniquilados a tiros por las autoridades.

Los agentes recibieron la orden de matar a los animales, entre ellos tigres de bengala, leones y osos.