Miles de jóvenes sudafricanos ventilaron el jueves en las calles su frustración por la pobreza y el desempleo, en respuesta al llamamiento de un líder juvenil del Congreso Nacional Africano que se ha enfrentado con los líderes del partido por diferencias sobre la política económica.

"¡Disparen contra el boer"!, gritaban miles de manifestantes, un canto de la era de la liberación que el tribunal supremo sudafricano considera racista y que el CNA ha prohibido al líder juvenil Julius Malema y sus partidarios. "Boer", que significa agricultor en el idioma afrikaans de los sudafricanos de ascendencia holandesa, suele hacerse extensivo a todos los blancos.

Malema encabezó a la multitud que entonaba lemas como "¡Abajo con el capital del monopolio blanco!" al acercarse a la sede de la Cámara de Minas. Malema ha exigido la nacionalización de las lucrativas minas sudafricanas, mientras que el gobierno conducido por el CNA ha dicho que no tiene intención de hacerlo.

Un cartel colocado en la sede de la cámara declaraba "Estamos de acuerdo con ustedes de que el desempleo es excesivo, la pobreza es excesiva, la desigualdad es excesiva".

La Policía y custodios de la Liga Juvenil del CNA vigilaban a unos 5.000 manifestantes que marchaban en un día caluroso en medio del estruendo de música procedente de altoparlantes.

Una manifestante, Tsholofelo Stephina Bester, afirmó que el CNA debe actuar rápidamente para ayudar a los pobres. Bester dijo que cuando se graduó de la secundaria hace 10 años no pudo pagarse los estudios para llegar a ser una trabajadora social. Desde entonces ha estado buscando un trabajo estable. Ella y su hija de siete años sobreviven con un pequeño estipendio como asesora de sida y asistencia social.

"No quiero que prometan sin cumplir", dijo de los dirigentes del CNA. "Quiero que cumplan", agregó.