La Corte Centroamericana de Justicia (CCJ), con sede en Managua, informó hoy que rechazó una prórroga en sus cargos a los 20 diputados que el Estado de Guatemala tiene ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen) y que mañana concluyen el período para el cual resultaron elegidos.

El presidente del tribunal regional, el hondureño Francisco Darío Lobo, dijo a Efe que Guatemala quedará, por tanto, sin representación ante el Parlacen hasta enero de 2012, cuando asuman sus escaños los nuevos diputados electos en ese país en los comicios del 11 de septiembre pasado.

El Parlacen, con sede en Guatemala, solicitó una "opinión consultiva de carácter vinculante" a la Corte Centroamericana sobre el caso de los legisladores guatemaltecos, explicó Lobo.

El tribunal regional resolvió que esos 20 diputados deberán cesar en sus cargos mañana, jueves, y advirtió que de ejercer funciones extemporáneamente anularán todas las decisiones del Parlacen.

"Dicho período no puede ser prorrogado por este tribunal centroamericano", precisó la Corte en un comunicado.

El Parlacen, añadió Lobo, deberá elegir a su nueva junta directiva el próximo viernes sin la participación de los actuales diputados de Guatemala.

"De no ser acatada esta resolución de la Corte Centroamericana, dicha elección (del Parlacen) estaría viciada de nulidad", advirtió el juez.

Lobo explicó que el período de funciones de un diputado ante el Parlacen es de cinco años, pero la legislación guatemalteca establece un plazo menor a sus representantes, por lo que tendrá una ausencia de tres meses en el foro político regional.

El Parlacen se instaló por primera vez el 28 de octubre de 1991 y ese mismo año se creó la Corte Centroamericana de Justicia, que en la actualidad cuenta con seis magistrados provenientes de El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Según ha dicho Lobo, Guatemala no tiene magistrados en el organismo por "diferencias políticas" internas, sin más precisiones.