Lo que comenzó hace dos años como una discreta investigación de intervenciones de conexiones telefónicas a un oficial del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) dio como resultado cargos judiciales contra al menos 16 agentes que presuntamente abusaron de su autoridad al ayudar a familiares y amigos a evadir el pago de multas de tránsito, dijeron el jueves dos personas con conocimiento del caso.

Se espera que se lean las acusaciones a los agentes el viernes en el Bronx, señalaron a la AP las fuentes, quienes pidieron no ser identificadas debido a que las autoridades no habían anunciado aún los resultados del jurado investigador.

Las personas rechazaron dar detalles sobre los cargos o proporcionar los nombres de los acusados. La oficina del fiscal de distrito en el Bronx rechazó el jueves hacer comentarios al respecto, al igual que Paul Browne, vocero principal del Departamento de Policía de Nueva York, y directivos sindicales.

El caso de arreglo de multas no parece alcanzar el nivel de escándalos de corrupción más notorios en el más grande departamento de policía del país, pero en términos de la cifra de agentes que enfrentan cargos judiciales o cargos administrativos internos, la indagatoria representa la más grande en los últimos tiempos sobre policías acusados de mala conducta.

Las acusaciones contra 13 agentes, dos sargentos y un teniente son los más recientes en una oleada de alegatos de corrupción contra agentes del NYPD.

A inicios de esta semana, fiscales federales en Manhattan presentaron cargos por conspiración, entre otros, contra cinco agentes en funciones y tres ex agentes argumentando que eran parte de una banda de tráfico de armas. En otros dos casos federales no relacionados revelados recientemente, un agente fue acusado de arrestar a un hombre negro sin causa alguna y de utilizar una injuria racial para describir al sospechoso; otro fue acusado de utilizar una base de datos de las autoridades judiciales para tratar de inventar cargos contra un hombre inocente.