Francia será el país invitado de honor en la Feria Internacional del Libro de Costa Rica, que se celebrará el próximo noviembre y en la cual participarán más de 45 expositores, anunciaron hoy los organizadores.

La presidenta de la Cámara Costarricense del Libro (CCL), Dunia Solano, explicó en una rueda de prensa que la feria será mucho más que la exposición y venta de miles de títulos, pues gracias al aporte francés los 30.000 visitantes que se esperan podrán disfrutar de actos artísticos, seminarios y hasta un ciclo de cine francés.

Además de Francia, cámaras y editoriales de México, Guatemala, Nicaragua y Colombia asistirán a la feria, el evento literario más importante del país.

El año pasado, la Feria fue visitada por 28.000 personas, pero sus organizadores confían en superar esa cifra en esta edición, que se llevará a cabo del 11 al 20 de noviembre.

El embajador de Francia en San José, Fabrice Delloye, indicó que el pabellón de su país tendrá un área de 163 metros cuadrados, donde se mostrará lo mejor de la cultura francófona y los fuertes lazos que unen a ese país con Costa Rica, ambientados bajo el tema del "viaje y el mar".

Dos importantes autores franceses, Albert Bensoussan y Mathias Malzieu, ofrecerán además charlas en el marco de la feria, en una gama de actividades patrocinadas por Francia, que incluyen artes visuales, música y espectáculos, mesas redondas y hasta talleres para estudiantes.

La feria será inaugurada el 11 de noviembre en una actividad privada, pero abrirá sus puertas al público a partir del 12.

Solano detalló que los lectores podrán encontrar libros de todos los géneros y que los escritores independientes también tendrán un espacio en un pabellón especial, además, habrá una conferencia relacionada a los libros electrónicos y su crecimiento entre el público.