El colombiano Jossimar Orlando Calvo Moreno, un joven de 17 años, sólo necesitó un mes para ampliar hasta Alaska un reinado que estaba limitado a Suramérica, ya que desde esta semana es el nuevo monarca de la gimnasia artística panamericana.

Calvo se había coronado en septiembre pasado rey de la gimnasia artística juvenil en su natal Cúcuta, la ciudad colombiana en la frontera con Venezuela, y ayer se coronó rey de la gimnasia artística absoluta de los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011.

El cucuteño sumó 86.400 puntos en el concurso completo (All Around) individual de la gimnasia artística, la prueba más exigente de la disciplina por premiar al mejor gimnasta en todos los aparatos: suelo, caballo con aros, anillas, salto, barras paralelas y barra fija.

El nuevo monarca panamericano, el primer colombiano en alcanzar esta posición, tuvo la segunda mejor calificación entre los 23 competidores en las barras paralelas (14.600 puntos), en caballo con aros (13.900 puntos) y en suelo (15.000 puntos), la tercera mejor en salto (15.550 puntos) y la cuarta mejor en la barra fija (14.150 puntos).

El colombiano, además, puede sumar otra medalla en Guadalajara debido a que hoy disputará la final individual en suelo, su mejor aparato y en el que figura como favorito.

Lo más impresionante es que este joven nacido el 22 de julio de 1994 logró la mayor hazaña de su vida al lado de su otrora ídolo y maestro, y ahora compañero de equipo en la selección colombiana y amigo Jorge Hugo Giraldo, a quien le dejó la medalla de plata.

Giraldo, de 32 años, era considerado hasta ahora el mayor gimnasta masculino de Colombia tras haberse colgado tres platas en los Panamericanos de Río de Janeiro 2007 (general individual, barra fija y barras paralelas) y oro en el concurso completo individual de los Juegos Sudamericanos de Medellín 2010.

El pasado lunes, cuando se disputó el concurso general por equipos, en el que Colombia quedó cuarto por detrás de Brasil, Puerto Rico y Estados Unidos, Giraldo se ubicó en el segundo lugar entre los 56 competidores, con 86.550 puntos, y Calvo fue sexto, con 85.350 puntos.

El propio Giraldo había advertido que no estaba solo en Guadalajara y que había que prestar atención a lo que venía haciendo su compañero de equipo quince años menor.

Calvo le venía siguiendo los pasos a Giraldo en las categorías de base tras haberse coronado campeón juvenil de Colombia y campeón juvenil de Suramérica.

En el Campeonato Nacional de Gimnasia Juvenil del año pasado en Colombia acumuló las medallas de oro en suelo, anillas, barras paralelas y barra fija, además del primer lugar en el concurso completo y por equipos.

En los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Mayagüez 2010 se ubicó décimo en el concurso completo individual y se colgó una medalla de bronce por equipos.

En el Campeonato Sudamericano Juvenil de Gimnasia Medellín 2010 se colgó oros en las pruebas de suelo, barra fija y barras paralelas, y plata en el caballo con aros, además de haber sido sexto en las anillas y haber integrado el conjunto colombiano campeón por equipos.

Pero en el último mes dio pasos mayores en las categorías absolutas que culminaron con su coronación en Guadalajara, en donde consiguió un oro que ni el propio Giraldo había logrado.

El nuevo monarca consiguió clasificar para el Preolímpico de Londres 2012 tras haberse ubicado en el lugar 54 del concurso completo individual en el Mundial de Tokio a comienzos de octubre, en el que Giraldo ocupó el lugar 44.

Son nuevos retos para un joven que está terminando su último año de secundaria en el Colegio Oriental 26 de Prados del Norte de Cúcuta y que, fuera de su vida deportiva, aspira a estudiar comercio exterior.

Retos inimaginables para el niño de 6 años que soñaba con jugar al fútbol y que comenzó a practicar gimnasia luego de que una profesora de una unidad deportiva en Cúcuta lo invitara al gimnasio.