El beneficio neto de Hyundai Motor, el primer fabricante automovilístico surcoreano, aumentó un 20,7 por ciento en el tercer trimestre del año, frente a igual periodo de 2010, debido a un sólido incremento de las ventas en el exterior.

El grupo ganó entre julio y septiembre 1,91 billones de wones (1.212 millones de euros), frente a los 1,35 billones de wones (857 millones de euros) que logró un año antes.

Los ingresos por ventas crecieron un 14,5 por ciento hasta totalizar 18,95 billones de wones (12.028 millones de euros), al tiempo que el beneficio operativo aumentó un 18,9 por ciento, hasta 1,99 billones de wones (1.263 millones de euros).

En los nueve primeros meses del año, el beneficio neto de Hyundai aumentó un 34,1 por ciento interanual hasta los 6,10 billones de wones (3.872 millones de euros).

En ese periodo el fabricante surcoreano vendió cerca de 2,95 millones de vehículos, un 10,5 por ciento más que en el mismo periodo del año pasado

El grupo, quinto mayor fabricante mundial de automóviles, atribuyó el incremento de su beneficio del tercer trimestre a la fortaleza de sus exportaciones, apoyada en el lanzamiento de nuevos modelos y sólidas mejoras en materia de competitividad.

"El lanzamiento de modelos nuevos como el Grandeur, Veloster, Accent y el i40 ha jugado un papel importante para aumentar las ventas en el exterior", indicó el fabricante.

Los modelos i40 y el ix20, pensados para el mercado europeo, han empujado el aumento de las ventas a pesar de que la demanda global de vehículos nuevos haya caído.

Hyundai precisó que durante el tercer trimestre vendió un total de 991.706 vehículos, con un aumento interanual del 7,3 por ciento en las ventas domésticas, un incremento del 13,2 por ciento en su producción en el exterior y del 4,6 por ciento de sus exportaciones.