El Diario de Juárez, la revista Río Doce -ambos mexicanos- y el periodista salvadoreño Carlos Dada recibieron hoy, junto al diario estadounidense Arizona Daily Star y el corresponsal canadiense Jean-Michel Leprince, el Premio María Moors Cabot 2011 por su trabajo en América Latina.

Concedido todos los años por la prestigiosa Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia (Nueva York), el María Moors Cabot es el premio internacional de periodismo más antiguo, que reconoce a profesionales cuyos reportajes y trabajo editorial hayan propiciado un mejor entendimiento dentro del continente americano.

"Hacemos lo que hacemos porque nos mueve la indignación, la curiosidad y la ilusión", afirmó hoy a Efe el salvadoreño Carlos Dada, fundador y director de El Faro, el primer diario únicamente electrónico de América Latina, antes de la ceremonia de entrega del galardón en la sede de la universidad neoyorquina.

Dada, que lo recibió como prueba de que no lo están haciendo tan mal, admite que nacieron en formato electrónico "porque era la única opción" para sobrevivir, pero dice que no se dejaron llevar por los "cantos de sirenas" del periodismo online, "el de los breaking news (alertas) y multimedia" para el que, dice, "ya hay otros".

"Nosotros no contamos muertos. Aspiramos a explicar por qué los están matando", añadió el periodista, para quien la clave de su éxito son "contenidos de calidad", y agradeció el galardón porque da mayor visibilidad a El Faro y les ofrece "algo de protección", en un país marcado desde hace años por una ola de violencia.

Otro de los premiados fue el semanario Río Doce, de Sinaloa (México) y cuyo director Ismael Bojórquez Perea, dijo a Efe que reciben el galardón como un "reconocimiento" al trabajo de una redacción independiente y sin grandes recursos "en un país donde las cifras de secuestros y asesinatos de periodistas lo dicen todo".

Bojórquez, que aseguró compartir con el Gobierno mexicano la necesidad de combatir el narcotráfico, lamentó en todo caso que el presidente Felipe Calderón "errara en el diagnóstico" y desatara con ello un nivel de violencia sin precedentes "cuyo resultado son 40.000 muertos".

"Después de cinco años, en México no hay un solo político en la cárcel", afirmó el director de Río Doce, quien lamentó que el mandatario mexicano no se haya atrevido durante los cinco años que lleva de mandato a tocar el espinoso asunto de la "narcopolítica" ni a combatir el blanqueo de dinero.

Mexicano también es El Diario de Juárez, del que los miembros del jurado que fallaron el premio destacaron que sus "excepcionales" periodistas se enfrentan de forma "heroica" en una de las ciudades más peligrosas de México, en una zona "devastada por la guerra contra las drogas".

El decano de la Escuela de Periodismo de Columbia, Nicholas Lemann, resaltó al anunciar los nombres de los ganadores de esta edición que el tipo de periodismo que realizan cada uno en su campo es "un ejemplo" para los periodistas y los dueños de los medios de comunicación en el continente americano.

Junto a Dada, El Diario de Juárez y Río Doce también fueron galardonados hoy el Arizona Daily Star, por su cobertura de los temas migratorios "en todas sus dimensiones", y el corresponsal de Societé Radio Canadá Jean-Michel Leprince, por llevar Latinoamérica a los canadienses desde los años setenta.

Desde su instauración en 1938 se han otorgado 261 premios Cabot y 53 menciones especiales a periodistas de más de 30 países, como el peruano Mario Vargas Llosa, los cubanos Yoani Sánchez y Raúl Rivero, las mexicanas Elena Poniatowska y Carmen Aristegui y el español Joaquim Ibarz, entre otros.