Un candidato a gobernador que estuvo secuestrado por las FARC casi ocho años denunció que es víctima de una campaña en la que adversarios políticos lo intentan vincular con el grupo guerrillero que lo mantuvo cautivo.

Alan Jara afirmó el jueves que por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia "sólo siento desprecio porque me encadenó, me secuestró, me tuvo siete años y medio allá (en la selva)".

El político de 54 años denunció que sus adversarios hacen llamadas en horas de la madrugada "a las casas imitando mi voz, suplantándome, usando el jingle de mi campaña, usando unas propuestas de una refinería que yo estoy proponiendo para el Meta", departamento del sur de Colombia que aspira a gobernar.

También "llenaron la ciudad de Villavicencio (capital de Meta) de grafitis que dicen: 'Vote por Alan Jara' y, supuestamente, firmado por la guerrilla. Esto es absolutamente infame y perverso", expresó.

"Por Dios, yo fui víctima de las FARC para que ahora me vayan a señalar como simpatizante de ese grupo", exclamó Jara.

Esa guerra sucia, comentó el político, llevó a las autoridades a sugerirle la cancelación de varias giras que tenía programadas a municipios de Meta.

Jara ya había sido gobernador de su departamento entre 1998 y 2000.

El 15 de julio de 2001, las FARC lo secuestraron en Lejanías, un municipio de Meta ubicado a 120 kilómetros al sur de Bogotá, cuando viajaba en un vehículo de la Organización de las Naciones Unidas. El 3 de febrero de 2009, Jara fue liberado gracias a la gestión de la ex senadora Piedad Córdoba.

En los comicios del 30 de octubre se elegirán 32 gobernadores, 1.102 alcaldes y miles de concejales para el periodo 2012-2015. Las personas que resulten electas asumirán sus cargos el 1 de enero.

Unos 30 millones de colombianos, de los 46 millones de habitantes del país, están inscritos para votar.