Militares detuvieron a dos hombres más involucrados en el ataque incendiario contra un casino que dejó 52 muertos en la ciudad norteña mexicana de Monterrey.

Los detenidos, identificados como Saúl Becerra Reyes y Américo Orlando Soto Reyes, fueron presentados el jueves a la prensa y son señalados de trabajar bajo las órdenes de un presunto líder local del cartel de las drogas de Los Zetas, recientemente detenido y considerado uno de los cuatro supuestos autores intelectuales del ataque al casino Royale.

Hasta ahora las autoridades han detenido a 17 implicados en el ataque del 25 de agosto.

Un funcionario militar, que leyó un comunicado durante la presentación de los últimos dos detenidos, no dijo cuál habría sido específicamente su participación.

Becerra, de 21 años, y Soto, de 23, fueron capturados el miércoles junto con dos menores de edad, que según el ejército no estaban vinculados con el atentado al casino.

El incendio provocado en el Casino Royale ha sido uno de los peores ataques que ha sufrido México desde que en 2006 se lanzara una ofensiva contra el narcotráfico.

Hombres armados ingresaron y arrojaron gasolina en el local que a continuación incendiaron. Jugadores y empleados quedaron atrapados dentro y se asfixiaron. La mayoría de las víctimas fueron mujeres.

La ciudad industrial de Monterrey ha visto un repunte en la violencia del narcotráfico desde principios de 2010, cuando los carteles rivales del Golfo y los Zetas comenzaron una lucha por el control de la urbe.