El banco central de Japón mantuvo el jueves su tasa de interés de referencia en virtualmente cero y anunció que ampliará un programa de compra de activos para dar mayor apoyo a la economía.

La junta que dirige la política del Banco de Japón decidió por unanimidad en la reunión del jueves dejar la tasa entre cero y 0,1%.

La junta votó 8 a 1 para ampliar su programa de compra de activos en 5.000 billones de yenes a 55.000 billones de yenes (723.000 millones de dólares). Los fondos adicionales se utilizarán para que el gobierno japonés compre bonos, con la esperanza de que un mayor alivio de capital compensará la fortaleza del yen que afecta las exportaciones.

El banco todavía espera que la tercera economía mundial eventualmente regrese a un crecimiento moderado.