Un soldado que peleó en Irak y resultó herido en los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes anticapitalistas estaba tan convencido de la desigualdad económica que deseaba participar en un cambio, dijo el jueves su compañero de cuarto.

Scott Olsen, de 24 años, se sumó a las protestas de los inconformes; de día se iba a su trabajo como ingeniero de redes y por las noches dormía al lado de los manifestantes en San Francisco y Oakland, California, expresó Keith Shannon.

Olsen al parecer sufrió fractura de cráneo durante los enfrentamientos ocurridos el martes.

Se desconoce con precisión qué tipo de objeto golpeó a Olsen o quién haya sido el responsable. El grupo Veteranos de Irak Contra la Guerra culpó a la policía por las lesiones de Olsen.

El jefe de la policía de Oakland, Howard Jordan, dijo que la corporación investigará si los agentes recurrieron a la fuerza excesiva.

El ex soldado se ha convertido en otro motivo de la protesta y los manifestantes que marcharon el miércoles por la noche en Nueva York expresaron apoyo a sus colegas de Oakland, en tanto que un movimiento de indignados declaró en su sitio de internet que "Todos somos Scott Olsen".

Otra sucesión de vigilias estaba programada para el jueves.

Olsen, originario de Wisconsin, cumplió dos periodos de servicio en Irak, tiene un buen empleo en una compañía de programas informáticos en San Francisco y poseía un apartamento en una cuesta con vista hacia la bahía de San Francisco.

A pesar de que Olsen vivía en un entorno económicamente favorable, dijo Shannon, el ex soldado estaba firmemente convencido de la disparidad entre los ricos y los demás.

"Olsen creía que no se debe esperar a que algo lo afecte a uno para reaccionar y pasar a la acción", señaló Shannon, quien también fue compañero de armas de Olsen en Irak.

Shannon afirmó que su compañero de cuarto estaba convencido de que el movimiento contra Wall Street tenía la perspectiva de impulsar un cambio verdadero.

Por eso, Olsen se dirigía todas las noches a los campamentos que se han instalado en el último mes en diversas ciudades a medida que se propaga el movimiento de protesta contra la desigualdad económica y lo que consideran la codicia de las corporaciones.

Shannon dijo que Olsen generalmente se comunicaba por teléfono para informar de su paradero.

El martes por la noche, Olsen tenía previsto estar en San Francisco, pero cambió de dirección cuando su grupo de veteranos de guerra decidió acudir a Oakland en solidaridad con los manifestantes cuyo campamento desmanteló la policía afuera del ayuntamiento.

Joshua Shepherd, un veterano de la Marina de 27 años de edad, estaba cerca de Olsen cuando fue golpeado. Dijo que no supo qué lo golpeó. "Era como una zona de guerra", afirmó.

Shepher dijo que es una cruel ironía que Olsen esté peleando por su vida en el país por cuya protección cual fue a la guerra.

"Estaba allá protegiendo los derechos y las libertades de Estados Unidos, y viene aquí, ejerce sus 'libertades' y es aquí donde resulta herido casi de muerte", manifestó Shepherd.

___

Los periodistas de The Associated Press, Dinesh Ramde, en Milwaukee; Garance Burke, en San Francisco, y Julie Watson, en San Diego, contribuyeron a este despacho. Dearen informó desde San Francisco.