Al menos tres personas, entre ellas un adolescente, murieron hoy por disparos de las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, en la provincia central de Homs y en la sureña de Deraa, informaron grupos opositores.

Según los denominados Comités de Coordinación Local, una persona murió en la localidad de Tel Kalaj, en Homs, por disparos de francotiradores.

Asimismo, otra persona pereció en el barrio de Deir Baalaba en la ciudad de Homs durante un tiroteo.

Además, un adolescente perdió la vida por disparos en el municipio de Dael, donde las fuerzas de seguridad han llevado a cabo una campaña de arrestos, revelaron los Comités y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Esta última organización agregó que en Homs murió un civil en el barrio de Al Bayada por las heridas sufridas ayer por los disparos de las fuerzas de seguridad, mientras que un anciano falleció hoy de la misma manera en la provincia de Deraa.

Estas informaciones no han sido confirmadas oficialmente ni han podido ser contrastadas independientemente debido a las restricciones impuestas por el régimen de Damasco a los periodistas.

Desde mediados de marzo pasado, Siria es escenario de revueltas populares contra el régimen de Al Asad, que se han cobrado la vida de unas 3.000 personas, según las últimas cifras de la ONU.