El abogado de la familia de Muamar el Gadafi, Marcel Ceccaldi, insistió hoy en una entrevista en que la muerte la semana pasada del líder libio fue un "asesinato" y responsabilizó del hecho a los presidentes de Francia, Estados Unidos y al primer ministro británico.

En una entrevista concedida desde Francia al Canal Internacional de Noticias NTN24, Ceccaldi señaló que "él (Gadafi) fue asesinado y fue asesinado por la intervención de la OTAN".

En su opinión, los responsables de ese asesinato son los presidentes de Francia, Nicolás Sarkozy; de Estados Unidos, Barack Obama, y el primer ministro británico, David Cameron.

"Cuando lo ubicaron, él (Gadafi) no estaba muerto, estaba herido, estaba con su hijo ileso y con su ministro de defensa. Fueron las fuerzas especiales francesas, estadounidenses e inglesas las que dejaron a Gadafi y a sus acompañantes en manos del Consejo Nacional de Transición (órgano político de los rebeldes libios", agregó el letrado en la entrevista.

Explicó que con la muerte de Gadafi, Sarkozy y Obama "intentaban encontrar la credibilidad internacional, ellos habían perdido la credibilidad en sus naciones, ellos están pensando en las elecciones, que serán en 7 meses para Sarkozy y en un año para Obama".

De otro lado, Ceccaldi instó a los seguidores de Gadafi a buscar la tumba de exlíder en el desierto libio y dijo que el coronel merece un entierro digno.

"Los libios deben ir a rasgar el desierto para encontrar el cuerpo de Muamar Al Gadafi, su hijo y el de sus acompañantes, para poder darle una sepultura digna, la sepultura que se merece".

Finalmente, Ceccaldi manifestó que el petróleo de Libia irá directamente a manos de empresas estadounidenses.

Gadafi, que murió el pasado jueves presuntamente a manos de fuerzas rebeldes en Sirte, fue enterrado el martes en el desierto libio.

La muerte de Gadafi, que abrió la vía para la proclamación de la liberación del país por el CNT el pasado sábado, ha suscitado numerosos interrogantes, en especial entre la comunidad internacional.

Varios vídeos difundidos por internet mostraron al antiguo líder libio herido, pero vivo, en el momento de su captura, además de otras imágenes en las que se ve cómo es golpeado y vejado, antes de morir en circunstancias que aún no han sido aclaradas.

En marzo pasado inició una intervención militar internacional en Libia, tras el cruento conflicto desatado en febrero, cuando protestas y levantamientos de rebeldes que exigían la salida del líder Muamar el Gadafi fueron reprimidos por el régimen libio.