Visa, la mayor red de tarjetas de crédito del mundo, anunció hoy que cerró su ejercicio fiscal 2011 (octubre-septiembre) con un beneficio neto de 3.650 millones de dólares, un 21,8 % más que el año precedente, gracias al aumento en el gasto de los titulares de sus tarjetas.

La empresa de servicios financieros con sede en San Francisco (California, EE.UU.) obtuvo durante el ejercicio fiscal 2011 una ganancia neta por acción de 5,16 dólares, con un alza de 1,15 dólares frente a los 4,01 dólares por título que obtuvo en 2010, cuando ganó 2.996 millones de dólares.

Visa cerró su año fiscal con una facturación de 9.188 millones de dólares, 13,9 % más que los 8.065 millones que ingresó al término del ejercicio anterior.

La compañía atribuyó los resultados a un mayor uso del dinero de plástico para pagar compras -tanto en volumen como en número de operaciones- y al crecimiento de la recaudación obtenida de los servicios financieros, de procesamiento de datos y las transacciones internacionales.

El presidente y consejero delegado de la firma, Joseph Saunders, indicó en un comunicado que las cuentas demuestran que "el negocio ha sido lo suficientemente resistente y flexible como para adaptarse y florecer en un entorno empresarial cambiante".

"Hemos sido diligentes en nuestros esfuerzos por hacer crecer a nuestros negocios clave, al tiempo que hemos tenido éxito en abrir nuevas oportunidades para obtener ingresos que asegurarán la fortaleza de nuestros cimientos para seguir creciendo en el futuro", añadió Saunders.

En cuanto a los resultados del último trimestre, en los que más se fijaban hoy los analistas estadounidenses, Visa ganó 880 millones de dólares (1,27 dólares por acción), un avance del 13,7 % respecto a los 774 millones (1,04 dólares) que se embolsó en el mismo periodo del ejercicio fiscal anterior.

Visa, que mantiene su previsión de crecimiento para 2012, ingresó en el último trimestre (julio-septiembre) un total de 2.383 millones de dólares, un incremento del 12,5 % frente al mismo periodo del año precedente, cuando su facturación llegó a 2.117 millones.

Los resultados fueron divulgados tras el cierre de la Bolsa de Nueva York, donde las acciones de la empresa acabaron la jornada con una subida del 1,48 %. Sin embargo, en las operaciones electrónicas posteriores al término de la sesión sus títulos bajaban 2,14 %, aunque se ha revalorizado en lo que va de año el 30,75 %.