Las autoridades dominicanas detuvieron el miércoles a un oficial del ejército que presuntamente robó, junto a dos venezolanos, un avion en un aeropuerto de Santo Domingo para usarlo como transporte de drogas.

Máximo Báez, vocero de la policía, informó en conferencia de prensa que el primer teniente John Percival Matos es sospechoso en el hurto de la aeronave.

Cándido Simó, abogado de Percival Matos, calificó los señalamientos contra su cliente como "una locura" porque el oficial no sabe pilotar aviones, sino helicópteros y además "él está en territorio dominicano, lo que significa que él no voló el avión".

La aeronave, un Beech King Air B200 de matrícula estadounidense N-871C, fue sustraído el domingo del hangar del grupo turístico Punta Cana en el aeropuerto internacional La Isabela-Joaquín Balaguer, en el norte de la capital.

La aeronave despegó alrededor de las 3:00 de la mañana, cuando la terminal aérea y su torre de control no estaban en operaciones, indicó en un informe preliminar la comisión que investiga el caso.

Según el informe, Percival Matos recibiría 350.000 dólares de un narcotraficante sudamericano, no identificado, para colaborar en el robo del avión e introducir a dos venezolanos a la terminal aérea para que pilotaran la aeronave.

Las autoridades aún desconocen el paradero de la aeronave.

Los pilotos se cree que son dos venezolanos llegaron a Santo Domingo el 2 de octubre y habrían volado con el avión, porque por ahora su paradero se desconoce.

Frank Soto, procurador para asuntos de narcotráfico y quien encabeza la comisión que investiga el robo del avión, detalló que más de una decena de militares asignados a la seguridad del aeropuerto y empleados de la terminal están bajo investigación, pero aún no se determinan posibles cargos.

Según datos de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), desde 2009 cerca de 200 militares y policías han sido cancelados y sometidos a la justicia por su vinculación con el narcotráfico.