Los presidentes de Paraguay, Fernando Lugo, y de Chile, Sebastián Piñera, acordaron el miércoles un trabajo conjunto para consolidar la integración de los países miembros de la Unasur.

El palacio de gobierno informó que "los presidentes se comprometen a consolidar la integración de la Unasur por la importancia de llevar adelante políticas encaminadas a promover el desarrollo social y humano con equidad e inclusión".

Otro párrafo de la declaración conjunta indicó que ambos jefes de Estado reconocen "la importancia del Mecanismo Permanente de Consulta y Concertación Política entre Cancillerías, como el escenario idóneo para revisar y ampliar la agenda bilateral".

Durante una breve conferencia de prensa en el palacio de gobierno, Lugo manifestó su expectativa porque Chile "en unos seis meses estaría comprando nuevamente la carne vacuna paraguaya tras controlarse totalmente el brote de la enfermedad aftosa", detectado en septiembre en una hacienda del norteño departamento de San Pedro.

Piñera aclaró que una vez que la Organización Internacional de Salud Animal con sede en París otorgue licencia de exportación a Paraguay, la carne volverá al mercado chileno. Chile es el primer comprador de carne bovina paraguaya.

Posteriormente, el presidente chileno y su comitiva acortaron la visita protocolar a miembros de la Corte Suprema de Justicia, en el Palacio de Justicia, debido a una falsa amenaza de bomba, informó el comisario Pedro Leguizamón, jefe policial del organismo.

"El personal especializado inspeccionó todo el edificio sin encontrar ningún artefacto explosivo", aclaró Leguizamón a periodistas.

Piñera llegó la noche del martes a Asunción.

Los mandatarios de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), se reunirán el sábado en Asunción tras el cierre de la XXI Cumbre Iberoamericana.