El secretario de Defensa estadounidense tildó el miércoles a Corea del Norte de "una amenaza seria" y dijo a los soldados norteamericanos que el Pentágono fortalecerá su presencia en esta región para evitar las provocaciones norcoreanas.

Leon Panetta se reunió con los jefes y mandos militares estacionados en Corea del Sur. En una columna de opinión publicada en un diario surcoreano antes de su llegada a Seúl, escribió que Estados Unidos seguirá cooperando con Corea del Sur como bastión contra una potencial agresión de Corea del Norte "y para estar preparado para derrotar" a Corea del Norte en caso de un ataque.

"Es importante recalcar este aviso porque Corea del Norte sigue siendo una seria amenaza", escribió el secretario de Defensa.

Estados Unidos tiene estacionados 28.500 soldados en Corea del Sur, una presencia que se remonta a la guerra de Corea que concluyó en 1953 con una tregua, pero no un tratado de paz.