El brasileño Leandro Oliveira se llevó el miércoles la medalla de oro en los 1.500 metros en los Juegos Panamericanos tras una polémica prueba en que su escolta, el ecuatoriano Byron Piedra, se mostró convencido de que él ganó la carrera.

Oliveira paró el cronómetro en 3:53.44 para superar por una centésima de segundo a Piedra, quien a pesar de atrapar la presea de plata se mostró desconsolado. El bronce fue del venezolano Eduar Villanueva, con un tiempo de 3:54.06.

"Me siento muy mal. Saber que (el oro) estaba en mis manos y después por nada de tiempo, saber que me ponen como segundo", se lamentó Piedra. "Siento como un gran vacío, tuviéramos que recurrir al reclamo".

Piedra dijo que quizás haya cruzado la meta junto con el brasileño. "Pero yo estiré la cabeza y gané", afirmó.

"El sacó una pequeña distancia pero yo llegué muy fuerte entonces al final. Quiero saber con certeza y quedar sin duda", agregó el ecuatoriano, quien el martes embolsó la plata en los 5.000 metros detrás del mexicano Juan Luis Barrios.

Oliveira le restó importancia a la polémica.

"Yo gané la medalla y no sé que pasó con él", dijo el brasileño. "El es un colega de competición, es un amigo, pero en la carrera creo que fui mejor".

Oliveira agregó que esperaba una presea con ansiedad.

"Yo quería una medalla, independientemente si fuese de oro, plata o bronce", destacó Oliveira. "Mi única aspiración era ganar una medalla y creo que eso es un premio al esfuerzo".

Más atrás finalizaron, entre otros, el argentino Javier Carriqueo (6to), el venezolano Nico Herrera (7), el chileno Guido López (8) y el puertorriqueño Samuel Vázquez.