Aunque Canadá le amargó el debut en los Juegos Panamericanos con una derrota en tiempo extra, el base argentino Juan Manuel Fernández dijo el miércoles que busca sumar experiencia en el torneo de básquetbol para una carrera que luce prometedora.

El "Lobito" Fernández, quien juega para la estadounidense Universidad de Temple, aportó 12 puntos en la derrota, sufrida luego que Argentina desperdició la ventaja en los últimos segundos.

"Vengo a sumar experiencias con mis compañeros, pero también queremos ser protagonistas del torneo", dijo el cordobés a The Associated Press. "La idea hoy era ganar, pero ya tenemos que olvidarnos de esto y dar lo mejor en el resto de los partidos".

Fernández, de 21 años, ya ha participado en otros torneos internacionales como el Mundial Sub18 de 2008, en que ayudó a Argentina a coronarse con 16 puntos en la final ante Estados Unidos.

"Siempre para mí venir al equipo nacional es motivo de orgullo y satisfacción", dijo Fernández, visiblemente molesto con la derrota ante los canadienses. "Somos un equipo joven, pero duele perder y más de la forma en que fue".

Los albicelestes trajeron a Guadalajara un equipo "panamericano" al mando de Enrique Tolcachier, en que la mayoría de los jugadores tiene menos de 25 años y milita en equipos nacionales.

Argentina tuvo ventajas de 15 puntos al inicio del juego y de tres cuando quedaban sólo 17 segundos, pero desperdició ambas y en el tiempo suplementario no supo reaccionar.

Fernández, hijo de Gustavo Fernández, un legendario jugador que ganó cinco títulos en la liga argentina, dijo que después de los Panamericanos volverá a Temple para su último año en el básquetbol universitario.

Con los Owls, viene de ser el mejor pasador y el tercer mejor anotador en la temporada.

"Es mi último año universitario y quiero aprovecharlo al máximo porque ya se termina esto", aseguró.