Mineros de la sureña provincia argentina de Santa Cruz exhibieron hoy en Buenos Aires un monumento en homenaje al fallecido expresidente Néstor Kirchner, a un día de cumplirse el primer aniversario de su muerte.

La obra fue impulsada por un grupo de mineros de la localidad santacruceña de Río Turbio y fue hecha en bronce por el escultor Omar Gasparini.

Los mineros descubrieron el monumento frente a la sede del Parlamento, donde esta noche comenzará una vigilia en honor al exmandatario (2003-2007), organizada por la Central de Trabajadores de Argentina (CTA), la segunda organización sindical del país.

Este jueves la estatua, de cuatro toneladas de peso y más de dos metros de altura, será trasladada a la Plaza de Mayo y posteriormente será emplazada en la carretera de ingreso a Río Turbio, a unos 3.000 kilómetros al suroeste de Buenos Aires.

"Yo les voy a hablar como militante: la presencia de Néstor Kirchner en la historia argentina nos fue conquistando el corazón. La presencia de este flaco me hizo volver a creer en la política y en la militancia", dijo Gasparini.

El diputado oficialista Edgardo Depetri aseguró que "hay un antes y un después de Néstor Kirchner presidente en Río Turbio, y por eso los mineros le rinden homenaje".

Antes de ser alcalde de la capital santacruceña, donde nació, Kirchner defendió como abogado a los mineros de Río Turbio, a quienes también respaldó en 1994 como gobernador provincial en un reclamo hacia el Gobierno de Carlos Menem (1989-1999).

Durante la Presidencia de Kirchner, el Estado se hizo cargo del yacimiento de carbón de Río Turbio y en 2007 se comenzó a construir la llamada "super usina", una generadora termoeléctrica a base de carbón.