Los Vikings de Minnesota decidieron suspender indefinidamente sin sueldo al cornerback Chris Cook tras recibir el jugador cargos formales de presuntamente intentar estrangular a su novia.

La decisión de los Vikings se dio después que Cook recibió los cargos tras ser detenido por la policía cuando unos vecinos del jugador avisaron a las autoridades de los gritos que se escuchaban en su domicilio.

Cuando los agentes de policía llegaron al domicilio encontraron a la novia del jugador con una hemorragia nasal y en la parte superior del labio que le produjo el presunto intento de Cook de estrangularla durante una discusión que ambas personas mantuvieron.

Los Vikings dieron a conocer un informe esta noche en el que indican que la situación es "muy preocupante y decepcionante".

Por la mañana, Cook recibió cargos de felonía por violencia doméstica por intento de estrangulamiento, que lleva una penalidad de hasta tres años en prisión y una multa de 5.000 dólares.

Cook fue puesto en libertad bajo fianza de 40.000 dólares, aunque estuvo preso desde el sábado en la mañana.

En las condiciones de la fianza, se le indica al jugador, de 24 años de edad, que no debe tener contacto con la víctima ni salir del estado de Minnesota.

Cook tendrá que presentarse ante un juez hoy, miércoles, después del mediodía.

El jugador, además, podría enfrentar una sanción de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), de acuerdo a lo declarado por su portavoz, Greg Aiello.

La misma fuente señaló que la liga se encuentra revisando los hechos, y que la sanción podría ser una suspensión debido a la violación de la política de conducta de la liga.

La demanda indica que Cook se molestó con su novia el sábado por la mañana después de haberla encontrado hablando con uno de sus ex novios.

En su informe, ella indica que Cook la lanzó a la cama, se puso sobre ella y trató de estrangularla con una mano, provocándole problemas para poder respirar.

Cuando la mujer trató de defenderse agarrando fuerte el cabello de Cook, el jugador la golpeó en el oído enviándola hacia la pared, en donde se impactó, e intentó salir de la recámara, pero él la tomó nuevamente del cuello.

El juez del condado Hennepin, Mike Freeman, dijo que Cook abrió la puerta cuando los oficiales se hicieron presentes y encontraron a la mujer sangrando de la nariz y el labio superior, además tenía marcas en el cuello y hemorragia en un ojo.