La subasta de arte más importante de la historia de Cuba se desarrollará la semana entrante en La Habana con más de un centenar de obras de Wifredo Lam, Mario Carreño, Manuel López Oliva y René Portocarrero, entre otros, y con precios que superan los 200.000 dólares.

"Tenemos muy buenas expectativas para este año", comentó el miércoles a periodistas Luis Miret, del comité organizador de Subasta Habana, en su décima edición.

Este año se presentarán 50 lotes de piezas decorativas como figurillas de bronce y marfil, maceteros, mueblería y juegos de copas de cristal de Baccarat; además de 60 de arte cubano, desde óleos, técnicas mixtas y dibujos hasta litografías.

"Va a ser la subasta de mayor nivel en valores y no solo por la calidad de los lotes", agregó Miret, quien acompaña el remate desde que se abrió en 2002 con el objetivo de generar un mecanismo para conformar precios del mercado de arte cubano y fomentar un lugar de intercambio formal entre coleccionistas privados interesados en las artes plásticas.

El total de reserva, o la suma de los mínimos estipulados por la casa subastadora, es de 913.000 euros (1,2 millones de dólares) a partir de los 116.000 euros (160.000 dólares) estimados para las artes decorativas y 797.000 euros (1,1 millones de dólares) correspondiente al conjunto de las piezas de arte cubano, la sección que genera más entusiasmo entre los coleccionistas.

Subasta Habana tasa las obras en la moneda europea. Abrirá sus puertas en el Hotel Nacional el 2 de diciembre para las piezas decorativas y el 3 para el arte cubano.

Desde el punto de vista de Miret, esta será la más importante subasta en términos de calidad, variedad de corrientes pictóricas y precios de las obras de las que ha participado en la isla.

"El arte cubano cada vez tiene más reconocimiento", expresó Miret, indicando que coleccionistas de Estados Unidos y Europa, e incluso uno de Hong Kong, ya mostraron interés por algunas piezas e incluso ofertaron por ellas.

En 2010 Subasta Habana vendió el 57% del fondo presentado entonces por un valor de unos 432.000 euros (600.000 dólares).

Según Clarisa Crive, especialista de Subasta Habana, ahora se ofertará como novedad dos obras de Domingo Ravenet.

Entre las piezas destacadas está "Guitarrista", una tela pintada por Mario Carreño (1914-1999) con un valor estimado de 200.000 euros (277.000 dólares). También está "Meditación en la Cascada del Río Azul" realizada por Tomás Sánchez, que la rematadora espera vender por 160.000 euros (222.000 dólares).

Una tempera firmada por René Portocarrero (1912-1985) y titulada "Brujo" se valoró en 30.000 euros (41.000) y "La Hija de Emilia" de Servando Cabrera Morena (1923-1981) en 14.000 euros (19.000 dólares).

Todas las obras en remate pertenecen a colecciones privadas.

___

En Internet:

www.subastahabana.com