La comisaria de Educación y Cultura de la UE, Androulla Vassiliou, expresó hoy su confianza en que el Festival de Cine Europeo en China ayude a aumentar la presencia de películas europeas en las salas del país, donde el número de filmes foráneos está muy restringido.

"Esperamos que el mercado chino esté completamente abierto a nuestras películas", destacó Vassiliou en la presentación del festival, que se celebrará del 1 al 30 de noviembre y en el que se exhibirán el largometraje español "Camino", de Javier Fesser, y el corto "Atención al Cliente", de Marcos Valín y David Alonso.

La comisaria reconoció las muchas limitaciones en el mercado chino (que sólo permite una veintena de películas extranjeras en sus salas cada año), pero señaló que mediante iniciativas como el festival y "con cada vez más gente acostumbrada a ver cine europeo, habrá más facilidad para conseguir entrar".

Una gran mayoría de las películas extranjeras que se exhiben en los cines chinos cada año son superproducciones de Hollywood, aunque a veces surgen sorpresas, como la exhibición el pasado año de "Los abrazos rotos", de Pedro Almodóvar, o la coproducción hispano-italiana de dibujos animados hispano-italiana "Donkey Xote".

Las películas europeas se exhibirán en Pekín, Chengdu (suroeste del país) y Shenzhen (sur), y también incluye filmes como la francesa "Hombres y dioses", la alemana "Krabat" o una cinta húngara dedicada a Puskas, leyenda de la selección nacional de fútbol de Hungría y del Real Madrid.

En la presentación del festival también estuvieron presentes la actriz francesa Julie Gayet y la estrella china Yu Feihong ("El club de la buena estrella", "Mil años de oración"), quien señaló que en su país ya se conoce bastante el cine español, italiano y francés, pero todavía no el de otros países del Viejo Continente.