La Fiscalía de Nueva York presentó hoy seis cargos en contra del exdirectivo del banco estadounidense Goldman Sachs, Rajat Gupta, por supuestamente haber participado en el caso de información privilegiada por el que su amigo Raj Rajaratnam fue condenado este mes a once años de cárcel.

Gupta se entregó a las autoridades este miércoles a primera hora de la mañana, confirmó a Efe un portavoz del FBI, y unas horas después la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York desveló los cargos en su contra.

Según la acusación, Gupta y Rajaratnam, junto a otros, "participaron en un fraude al desvelar material e información confidencial relacionada con Goldman Sachs y Procter & Gamble (a cuyos consejos de administración pertenecía Gupta) para después realizar transacciones en los mercados de valores en base a esa información".

La Fiscalía asegura asimismo que el exdirectivo de Goldman Sachs informó a su amigo sobre los beneficios de esas dos compañías, así como sobre una inversión de 5.000 millones de dólares que el grupo Berkshire Hathaway, del multimillonario inversor Warren Buffett, planeaba realizar en el banco estadounidense.

El abogado de Gupta, Gary Naftalis, aseguró hoy en un comunicado que su cliente es inocente y que "siempre ha actuado con honestidad e integridad", al tiempo que rechazó que "ofreciera información confidencial a Rajaratnam para que éste pudiera beneficiarse de ella".

El exdirectivo de Goldman Sachs se convierte así en la figura más prominente en terminar ante la Justicia por su supuesta implicación en el llamado caso "Galleon", que la Comisión del Mercado de Valores de EE.UU. (SEC, por sus siglas en inglés) comenzó a investigar hace cinco años y tras la cual más de una docena de personas han sido condenadas.

Entre ellas destaca la sentencia de 11 años de cárcel al fundador del grupo de inversión Galleon, Raj Rajaratnam, quien empleó una red nacional de operadores, agentes financieros y ejecutivos de varias empresas para obtener información privilegiada con la que ganó unos 45 millones de dólares.

Gupta, quien también perteneció a consejos de administración de otras prominentes empresas como AMR (matriz de American Airlines), sería uno de los ejecutivos que ofreció información confidencial a Rajaratnam para que éste orquestase uno de los mayores casos de uso de información privilegiada de EE.UU.

En marzo de este año, la Comisión del Mercado de Valores ya había acusado a Gupta de informar ilegalmente a su amigo, a lo que éste respondió interponiendo días después una demanda en contra de la entidad reguladora por haberle inculpado "injusta e inconstitucionalmente" y aseguró estar "preparado para defenderse de todos y cada uno de los cargos de los que le acusa la SEC".

Durante el juicio de Rajaratnam, el propio presidente de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, aseguró ante los tribunales que Gupta violó las normas internas del banco sobre confidencialidad al filtrar información al fundador del grupo Galleon.