Marinos detuvieron al presunto jefe del cartel de las drogas de Los Zetas en el puerto de Veracruz, un estado del Golfo de México que actualmente padece una espiral de violencia atribuida a peleas de grupos rivales del narcotráfico.

El presunto jefe, identificado como Carlos Arturo Pitalua Carrillo, conocido como "El Bam Bam", fue capturado junto con cinco presuntos cómplices, incluido un hombre que se había fugado en septiembre de un penal del estado de Veracruz, informó el miércoles en un comunicado la Secretaría de Marina.

Pitalua es "presunto encargado actual de la plaza de Los Zetas en Veracruz", según la Marina, que también señaló que estaría involucrado en el asesinato de familiares de un operador del propio cartel de las drogas.

La Marina señaló que los familiares del operador, a quien no identificó ni dio los posibles motivos para cometer los homicidios, murieron en la municipalidad de Paso de Ovejas.

Autoridades estatales informaron la semana pasada que encontraron a ocho personas asesinadas en Paso de Ovejas, seis de las cuales fueron dejadas en el cementerio local, aunque no se informó entonces quiénes eran.

La Marina divulgó una fotografía de los detenidos, de los cuales cuatro estaban vestidos con uniformes tipo militar.

Uno de los capturados se había fugado el 19 de septiembre junto con otros 31 personas de al menos tres penales del estado de Veracruz.

La fuga ocurrió un día antes de que 35 cadáveres fueran arrojados en una avenida de las afueras del puerto de Veracruz, lo cual marcó un aumento de la violencia.

Las autoridades han señalado que la violencia en el puerto se ha incrementado en medio de una batalla entre un grupo del narcotráfico alineado con el cártel de Sinaloa y los Zetas.

En todo el país, la violencia atribuida al crimen organizado ha dejado más de 35.000 muertos según el gobierno, aunque algunas organizaciones consideran que la cifra es superior a los 40.000.

En el Estado de México, que bordea la capital, la policía capturó a Adrián Ramírez, alias "El Hongo" e identificado como líder del "Cártel del Centro", una organización formada tras fracturas al interior del cartel de los hermanos Beltrán Leyva.

El procurador del Estado de México, Alfredo Castillo, dijo que el presunto capo declaró haber trabajado con el mismo Arturo Beltrán Leyva, quien fuera el líder del cartel que llevaba sus apellidos y quien fue abatido por la Marina en diciembre de 2009, tras lo que la organización se fracturó.

Mientras, el gobierno federal aseguró que los asesinatos en el estado sureño de Guerrero y en su puerto turístico de Acapulco han bajado un 42%, a menos de un mes de la puesta en marcha de una nueva operación federal para enfrentar la violencia del crimen organizado en la zona.

En una reunión de evaluación del operativo "Guerrero Seguro", el jefe de la División de Seguridad Regional de la Policía Federal, Luis Cárdenas, dijo el miércoles que en los 17 días previos a la puesta en marcha de la operación había un promedio diario de 4,2 homicidios y en los 17 días posteriores bajó a 2,4.

Guerrero es un estado sureño del país en el que se encuentra el puerto turístico de Acapulco, que en los últimos meses había visto un repunte de la violencia atribuida por las autoridades a rivalidades de grupos del narcotráfico.

La operación fue lanzada el 6 de octubre.

La Policía Federal ha dicho que la violencia se explica por disputas violentas entre grupos que buscan el control del tráfico de drogas, entre ellos los denominados "La Barredora" y el Cartel Independiente de Acapulco.

La evaluación de la operación se realizó en Acapulco, un día después de que autoridades anunciaran la captura de dos jóvenes, incluida una mujer de 19 años, cuando transportaban en hieleras dos cabezas humanas cercenadas. Ambos fueron señalados como sicarios de "La Barredora".

Por otra parte, El Ejército mexicano informó de la detención de dos sospechosos más de participar en el incendio de un casino en la ciudad de Monterrey. Un grupo de hombres armados entró al casino, roció gasolina e incendió el lugar, atrapando y asfixiando a decenas.

Las autoridades dicen que el motivo fue la extorsión de los dueños de casino. Otros 15 han sido arrestados relacionados con el incendio del 25 de agosto en el Casino Royale.

Finalmente, el Sistema Nacional de Seguridad Pública anunció que casi una tercera parte de los 63.436 policías de base que han sido sometidos a pruebas hasta ahora han reprobado las revisiones de antecedentes y seguridad.

La agencia informó en un comunicado que aquellos que no pasaron las pruebas deberían ser despedidos, pero dejó abierta la posibilidad de que algunos sean reasignados.

México ha impuesto el objetivo de investigar a toda su policía para finales de 2012. Sin embargo, sólo 71.079 han sido sometidos a pruebas hasta ahora, es decir apenas 18% de toda la fuerza policiaca conformada por 431.739 agentes.