Las dificultades en obtener visados y tarjetas de residencia permanente para inmigrantes profesionales representa un serio obstáculo para el crecimiento económico del estado de Nueva York, señaló un reporte difundido el miércoles.

El informe elaborado por el Instituto Levin de la Universidad Estatal de Nueva York (SUNY por sus siglas en inglés) y el Centro para un Futuro Urbano no sólo habla de inmigrantes que realizan trabajos de mano de obra sino que analiza el aporte de inmigrantes con un título profesional.

Un 50% de los médicos de la ciudad de Nueva York nacieron en el extranjero, al igual que un 33% de los directivos financieros y un 25% de los arquitectos, señaló el reporte mencionando datos del Instituto de Política Fiscal (FPI, por sus siglas en inglés). Más de un 40% de los trabajadores de la ciudad en el sector de la educación y los servicios sociales y de salud son inmigrantes.

"Contrariamente a la percepción popular, los inmigrantes constituyen una gran porción de la fuerza laboral con titulación profesional", aseguró el estudio de SUNY presentado en la sede de la universidad, en Manhattan.

A pesar de que la mayoría de estos profesionales provienen de Europa y países como India y China, un significativo sector llegó desde Latinoamérica. Según datos del FPI, un 7% de los inmigrantes colombianos de la ciudad ejercen posiciones ejecutivas o de liderazgo administrativo, al igual que un 5% de los dominicanos, un 4% de los ecuatorianos y un 3% de los mexicanos.

El informe presentado el miércoles — llamado "Nueva York en el mundo" — analiza el impacto de la globalización en la economía del estado a través del análisis de estudios previos y entrevistas a 150 líderes y empresarios.

Miles de empleos del sector tecnológico y financiero se están perdiendo debido a restricciones en visados mientras divisiones enteras de empresas se trasladan a países extranjeros donde es más barato operar, señala el informe.

"No hay suficientes visados H1 y no hay suficientes tarjetas de residencia permanente, lo que provoca que muchos inmigrantes con talento se queden en limbo", dijo Michelle Wucker, presidente del World Policy Institute, quien habló durante la presentación.

Katherine Tichacek, portavoz de los Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, por sus siglas en inglés) no respondió de forma inmediata a las conclusiones del informe.

Según datos federales, el gobierno sólo otorga 65.000 visados de trabajo H-1B para personas nacidas en el extranjero que son profesionales en campos como la ingeniería, la contabilidad, la ciencia o el derecho. Estos visados sólo permiten trabajar en el país tres años y los periodos de espera para obtenerlos son largos.

En el 2006, el estado de Nueva York obtuvo un 11,2% del total de visados H-1B entregados alrededor del país, posicionándose sólo detrás de California, señaló el reporte.

"Pero quizás aún más problemático es la falta de 'green cards' o tarjetas de residencia permanente que provoca que Nueva York pierda a algunos de sus trabajadores más altamente cualificados", indica el informe.

En las 25 principales áreas metropolitanas del país los inmigrantes generan un 20% de la producción económica, según datos del FPI. El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, ha dicho varias veces que los inmigrantes de la urbe generan más de 200.000 millones de dólares anuales para la economía de la ciudad, lo que supone un tercio del producto interno bruto municipal.

____________

Claudia Torrens está en Twitter como @ClaudiaTorrens